Zona ZEPA: Avanzando

Después de un año de trabajo, analizando todos los borradores, presentando alegaciones y propuestas a cada uno de ellos, hemos conseguido avanzar en las negociaciones para los planes de gestión de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Estos planes, que deben ponerse en marcha por normativa europea, han dado también trabajo a otras esferas, como a algunos políticos, que han tenido que incorporar en sus discursos el término ZEPA e incluso hacer demagogia, aunque con ello se entorpeciera la propia elaboración del plan.

 

Pero volviendo al estado actual del borrador, la Consejería de Agricultura ha asumido nuevos compromisos que acercan posturas, aunque el acuerdo todavía no se ha cerrado. En las próximas fechas, Agricultura remitirá a Bruselas el texto final, en el que confiamos se corrijan esos aspectos que suponen restricciones a la producción, que en Castilla-La Mancha bastante limitada está ya por condicionantes naturales como la escasez de agua. ASAJA de Castilla-La Mancha no puede decir no a los planes de gestión, pero sí a las limitaciones y medidas que coarten la actividad de agricultores y ganaderos, así como la capacidad de desarrollo de sus explotaciones.

 

Porque tal y como está el último borrador, se condena a los municipios afectados por una ZEPA a un efecto paralizante de cualquier iniciativa emprendedora que genere riqueza y empleo, bajo la amenaza permanente de sanciones imprevisibles. Así pues, el texto actual deja aspectos a la libre interpretación, por lo que una de las principales consideraciones de ASAJA CLM era la de cambiar la redacción para no generar confusiones a la hora de su aplicación, con la consiguiente inseguridad jurídica que este hecho podría ocasionar entre los afectados.

 

Finalmente, la Consejería de Agricultura ha adquirido compromisos que supondrán sustanciales mejoras. Entre ellas, que se incremente la superficie de nuevas plantaciones de leñosos de 1.500 a 3.815 hectáreas para un período de cinco años. Con relación a los cultivos de cereal, se permitirá la siembra directa y se modificarán las condiciones del programa agroambiental de ayudas, que pasaría a ser de carácter voluntario. En cuanto a los cultivos leñosos, se permitirá la plantación de viñedo en zonas ZEPA con derechos vitícolas procedentes de parcelas situados fuera de ella.

 

También se contempla la posibilidad de cambiar de un cultivo leñoso a otro sin que compute como superficie de nueva plantación en la zona ZEPA, así como que se puedan plantar plantas aromáticas en estas áreas. Además de estos cambios, ASAJA CLM también ha conseguido que se contemple la creación de un comité de seguimiento, en el que estén presentes las organizaciones agrarias, para evaluar el funcionamiento de los planes de gestión y trabajar en las revisiones que se tienen que hacer cada cinco años. En definitiva, y aunque el proceso esté llegando a su final, seguimos abiertos a la negociación, pues si hay algo de lo que no nos cabe duda, es que se puede compatibilizar el progreso de la actividad agraria con la conservación de las aves. Como siempre ha sido.

José María Fresneda

José María Fresneda

Secretario general ASAJA Castilla-La Mancha
José María Fresneda