Vida de un contrato

La Semana Santa será una bendición para el empleo. El impulso que esta celebración da al turismo, la hostelería y el comercio va a propiciar 7.030 contratos extra en Castilla-La Mancha (según los cálculos de Randstad), de los que unos 2.000 se harán en Toledo. Son efímeros, pero deseados por los miles de desempleados que esperan una oportunidad. ¿A qué puerta llamar para conseguir una de estas colocaciones?

 

Observen la imagen de arriba: un grupo de desempleados lee las ofertas de trabajo en el tablón de anuncios de la oficina de empleo de Toledo. Era una escena habitual pocos años atrás que ya ha pasado a la historia. En la última década se ha producido una paradoja en el mercado laboral: al mismo ritmo que se modernizaba la gestión de las colocaciones y se diversificaba la búsqueda de empleo, se precarizaba y fragmentaba el empleo en sí.

 

Quienes hoy buscan un trabajo tienen poca oferta, pero muchos intermediarios. ¿Quién controla el mercado laboral? ¿Quiénes son los intermediarios más eficaces? ¿Qué papel asumen los servicios públicos de empleo frente a los portales de empleo, las Empresas de Trabajo Temporal, las Agencias de Colocación, las redes sociales, las nuevas aplicaciones digitales, etc.?

 

Le hemos planteado estas cuestiones al viceconsejero de Empleo de la consejería de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda, y a la secretaria de Políticas de Empleo de CCOO CLM, Lola Santillana.

 

La realidad es que al menos el 70% de la contratación se hace sin intermediarios, pactada directamente entre los empleadores y los trabajadores, asegura Francisco Rueda. La mayor parte de las colocaciones se consiguen a través de redes informales, de conocidos; las empresas mayores tienen sus propias bolsas de trabajo, sus departamentos de recursos humanos. Que esto sea así es señal de una sociedad que funciona y es capaz de encontrar trabajadores o empleo, según el caso”.

 

¿Qué papel hacen los servicios públicos de empleo como intermediarios? Tienen que estar más centrados en las personas con mayores dificultades para encontrar trabajo, reconoce el viceconsejero de Empleo. En Castilla-La Mancha las oficinas de empleo intervienen en un 10% ó 12% de las colocaciones”.

 

Veamos qué dicen los datos. “De las 541.000 colocaciones registradas en 2016 en Castilla-La Mancha, 29.000 ofertas de trabajo se hicieron a través de las oficinas de empleo (hay ofertas que incluyen varios puestos de trabajo, no uno solo), de ellas 25.000 se cubrieron con desempleados registrados en las oficinas y 3.000 no pudieron cubrirse (por ser muy especializadas o por estar muy mal retribuidas), informa Francisco Rueda. 6.000 empleadores acudieron a las oficinas de empleo y 74.000 comunicaron los contratos que realizaron”.

 

Lola Santillana, responsable de Empleo del sindicato CCOO, considera que “las oficinas de empleo siguen teniendo un papel poco activo porque de eso ya se ocupan los empresarios y el Gobierno central. Cuando llegó a la región el gobierno del PP lo primero que hizo fue eliminar el SEPECAM (Servicio de Empleo de Castilla-La Mancha) y aún no se ha recuperado, aunque sí es cierto que se han reforzado las oficinas de empleo con técnicos de gestión y orientadores laborales y están teniendo un papel importante en la gestión del Plan Extraordinario de Empleo”.

 

EMPRESAS DE TRABAJO TEMPORAL

Tomemos como referencia el pasado mes de febrero. De los 52.197 contratos de trabajo que se registraron en Castilla-La Mancha, 9.251 fueron realizados por Empresas de Trabajo Temporal, es decir, un 17’7% del total.

 

Este tipo de empresas, que en realidad prestan trabajadores temporales a terceros, han bajado su actividad de intermediación en el mercado laboral en los últimos tiempos. En cualquier caso, informan periódicamente de su actividad al Ministerio de Empleo y a las Comunidades Autónomas en las que operan, algo que no ocurre con los portales privados de empleo en internet, de los que se desconoce su eficacia real.

 

“Tenemos la sensación de que estos portales de empleo han caído mucho, sostiene Francisco Rueda; y en algunos casos se están dando sistemas de pago que no son legales. Los desempleados no tienen que pagar por buscar un trabajo”.

 

Ganan terreno las aplicaciones móviles para la búsqueda y rastreo de todas las ofertas de empleo disponibles, muchas de ellas geolocalizadas. Tampoco se conoce su efectividad real con datos contrastados.

 

AGENCIAS DE COLOCACIÓN BAJO SOSPECHA

La agencia de colocación San Román aseguraba tener 38 oficinas abiertas en Castilla-La Mancha, una red fundamental para cumplir con el contrato adjudicado por el Ministerio de Empleo para que gestionase en la región el Plan Prepara (subsidio para desempleados de larga duración).

 

CCOO y la Inspección de Trabajo detectaron que la mayoría de los locales estaban cerrados o se dedicaban a otra actividad (autoescuela, peluquería…) y el pasado mes de marzo se cerraron buena parte de esos locales. “San Román ya solo tiene en la región seis locales. Hemos cerrado los que no cumplen, pero hay que recordar que quien ha contratado a esta agencia es el SEPE (del ministerio de Empleo), matiza el viceconsejero de Empleo de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda. Hemos pedido información al SEPE de qué está haciendo exactamente San Román, porque incluso hemos visto que atienden en algunos municipios en la calle y está creando confusión entre los destinatarios del Prepara, a los que nosotros también atendemos desde las oficinas de empleo”.

 

Lola Santillana asegura que “no sabemos a qué se dedican ni San Román ni Mampower, la otra agencia contratada por el Ministerio en Castilla-La Mancha, y tienen adjudicados para este año 5’7 millones de euros que no sabemos si gastan y en qué lo gastan”.

 

Los sindicatos han pedido a la consejería que no haga una normativa para colaborar con agencias de colocación, pero la postura de la consejería difiere: “No tenemos nada en contra de las agencias de colocación, dice Rueda, sino con la forma en la que están haciendo las cosas. No vamos a vetarlas porque en todos los países desarrollados cumplen su papel; pero lo primero que hemos hecho ha sido fortalecer el Servicio Público de Empleo incorporando 80 técnicos y 42 orientadores (la plantilla actual de las oficinas de empleo es de unos 400 trabajadores), porque un servicio público fuerte sí puede colaborar de forma enriquecedora con agencias privadas. Ya estamos preparando una Orden para trabajar con ellas que estará centrada en colectivos de difícil colocación”.

 

En Castilla-La Mancha hay autorizadas más de 80 agencias de colocación, pero no se conoce el alcance de su labor en la intermediación laboral, aunque se estima que es muy reducido.

 

EL INFORME QUE EXPLICA CON DATOS EL EMPOBRECIMIENTO DEL TRABAJO

Detrás de 843.665 contratos de trabajo firmados en Castilla-La Mancha durante el pasado año no hay 843.665 empleos. El 94% de estos contratos tuvieron un carácter temporal, con una duración tan corta que el 27% de ellos (227.272) duró menos de siete días.

 

Desde el año 2007, los contratos de menos de una semana se han incrementado un 141%, los inferiores a 15 días han aumentado un 132% y los de menos de un mes han crecido más del 86%. Por el contrario, la contratación indefinida ha caído más de un 32%.

 

Son algunos de los datos que aparecen en el informe “Evolución de la Contratación de 2007 a 2016”, realizado por CCOO Castilla-La Mancha y analizado por el secretario general del sindicato, José Luis Gil, y la secretaria general de Políticas de Empleo, Lola Santillana. “Con este documento queremos hacer visible la situación por la que están pasando muchas personas en Castilla-La Mancha, que se ven obligadas a aceptar estos contratos de muy corta duración que esconden jornadas más largas de las pactadas y que son aceptadas porque es la última opción ante la pobreza del mercado laboral castellano-manchego y la otra alternativa que es el desempleo de larga duración”, valora Lola Santillana.

 

La crisis ha tenido parte de la responsabilidad en el deterioro del mercado laboral, pero José Luis Gil apunta otra causa fundamental: “La reforma laboral es lo que ha triturado el mercado de trabajo. Nos ha sacado de Europa, ya no somos europeos porque aunque seamos la cuarta economía de Europa tenemos unas condiciones laborales tercermundistas. ¿La solución? Derogar la reforma laboral; las dos, la que hizo el Gobierno socialista y, especialmente, la de 2012 del Gobierno del PP».

 

Con la aplicación de la reforma laboral el número de personas con contrato temporal que no encuentran un empleo indefinido ha aumentado en la región más de un 15% (17.800 personas más). También ha habido una subida, de más del 20%, del número de personas asalariadas con contratos a jornada parcial.

 

Tener un contrato temporal y con jornada parcial es cada vez más frecuente. En el año 2012 los trabajadores afiliados a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha con contratos parciales eran 42.260; en 2016 los asalariados con jornada parcial ascendieron a 53.528. Crece la rotación contractual, es decir, la media de contratos por persona que se hacen a lo largo del año.

 

En cuanto a la rotación contractual indefinida, que mide los contratos indefinidos necesarios para generar un empleo indefinido estable a lo largo de un año, en 2007 este indicador estaba en 0,88 frente a 1,09 en 2016.

 

“Un mercado de trabajo pobre lleva a una sociedad pobre, advierte Santillana. Para conseguir una región desarrollada necesitamos contratación de calidad, estable y digna”.

 

Los datos de este informe se han tomado del Observatorio Regional de Empleo de Castilla-La Mancha, del Instituto Regional de Estadística y del Ministerio de Empleo.

 

 

    

Prado López Galán

Latest posts by Prado López Galán (see all)