Vértigo

El que ha producido entre los internautas la escalada de vértigo de tres jóvenes al puente de Castilla-La Mancha en Talavera de la Reina, el segundo más alto de Europa.

Alpinista

 

Cientos de miles de personas a través de Youtube y de Instagram han participado del vértigo que supone subir sin protección y sin anclajes al Puente de Castilla-La Mancha, como oficialmente se conoce al más alto de España (192 metros) y el segundo más alto de Europa y que se encuentra en Talavera. Tres jóvenes decidieron celebrar el año nuevo “conquistando” este emblema de la ingeniería que no lleva a casi ninguna parte y colgar las fotografías y videos de la proeza en las citadas redes sociales donde rápidamente fueron vistas por miles y miles de personas para desear un feliz 2016 a todos los que les han apoyado.

 

Los tres jóvenes, que no contaban con autorización alguna para el ascenso son, al decir del alcalde de Talavera, el popular Jaime Ramos, “escaladores urbanos profesionales y con experiencia, que ya han subido a otras estructuras como el edificio Azca de Madrid”. El alcalde coincidió con los tres jóvenes en pedir que su acción no sea imitada. Estos decían: “no queremos que sea ejemplo ni que nos imiten, no buscamos una repercusión”, asegurando que no había sido algo organizado, a pesar de que en sus propias imágenes aparecen con cámaras de fotos adosadas a sus frentes y de que esas imágenes las subieron a las redes sociales. Los jóvenes aseguraban que “el puente tiene un acceso que asusta que sea tan fácil subir”.

 

A pesar de ello el alcalde descartó aumentar la altura del cerramiento y de situar una vigilancia constante. Los escaladores, después de asegurar que “la gente de Talavera es la que mejor se ha portado con nosotros” se han defendido de las críticas acusando a los medios de comunicación de exagerar todo “para vender más gracias a nuestra forma de vida que critican … Nos llaman de todo desde su sofá sólo porque vivimos a nuestra manera, disfrutando de las pequeñas y grandes cosas que están injustamente prohibidas cuando en un principio su destino era el disfrute de todos”.

ESCALADORES-2

El Puente de Castilla-La Mancha fue inaugurado el 17 de octubre de 2011, unos meses después de lo previsto al haberse roto unos meses antes, el 23 de junio, una tiranta cuando la obra ya estaba finalizada, aunque todavía el puente no estaba abierto al tráfico. Iniciado en 2007, se hacía necesario dentro del proyecto de vía de circunvalación que se proyectó para Talavera y que a día de hoy no se ha realizado, haciendolo prácticamente inoperante. El costo de la obra fue de 73.469.918,76 de euros. Es sostenido por un pilono central de 192 metros de altura que es por el que ascendieron los jóvenes y del que salen 152 cables de los que el más largo mide 400 m y que suman 33 km. En su construcción se emplearon 72.000 m3 de hormigón y 10.000 toneladas de acero. Su longitud es de 1.058 metros y la anchura de 36 metros. Los jóvenes ascendieron por donde debía subir un ascensor que iría a un mirador en la azotea que alcanza vistas de hasta 150 o 200 kilómetros de los alrededores. Ni ascensor ni mirador están operativos.