VEINTIUNO: “Nuestras canciones tienen un grado de exposición muy bestia”

Son de Toledo. A Warner Music le ha encantado su último disco y está a punto de lanzarlo. Los dos primeros singles han entrado en el Top 50 Viral Spain.

 

 

 

Tres músicos toledanos: Diego Arroyo (voz, guitarra, teclados), Yago Banet (bajo) Pepe Narváez (percusión) y el guitarrista Jaime Summers forman esta banda a la que no hay que perder de vista. Warner Music presentará tras el verano su nuevo disco, ‘Gourmet’ , del que va desvelando detalles y contenido poco a poco, para desesperación de los seguidores. Con los dos primeros singles, Dopamina (4 de mayo) y El Desfile (22 de junio) se han colado en el Top 50 Viral Spain. “Os comemos la cara”, decía el grupo tras conocer el éxito del segundo en su cuenta de Instagram el 29 de junio (después de haber realizado esta entrevista con los dos primeros componentes).

 

¿Qué nos vamos a encontrar en el nuevo disco?

 

DIEGO ARROYO: Mejores canciones y mejor producidas. Son 11 temas. Es el resumen de una experiencia muy bonita, del viaje a Barcelona (donde estuvieron grabándolo) y del último año que ha sido el primero en el que nos hemos visto en toda esta bola de festivales.

 

YAGO BANET: Sigue siendo nuestra historia. Seguimos hablando de nosotros, de cosas que nos pasan y le pasan a otra gente. Lo que intentamos es plasmar sinceridad y mostrar como somos sin ningún tipo de aditivos o cosas que nosotros mismos no nos creemos. Lo grabamos en Barcelona entre septiembre y octubre del año pasado. Fue una experiencia increíble, un viaje loco durante el que nos pasaron un montón de cosas.

 

¿Cómo qué?

 

Y.B: Se nos llevó el coche la grúa volviendo de un concierto, nos timaron con el bnb (“¡madre mía!, mucho ojo con eso”, advierte Diego), pero nos llevamos haber conocido a Santos&Fluren (productores del disco), que han hecho Love of Lesbian, Sidonie Iván Ferreiro… Son unos gurús del indie. Fue llegar estudio y ver los discos de oro de Love of Lesbian D.A: y quedarnos flipando. Los tienen ahí para acojonar en la entrada (dice bromeando). Luego la cosa fluyó mucho, pero la primera impresión que me dio fue: si me vas a discutir una decisión vete y mira lo que hay en el hall y luego dime lo que me ibas a decir.

 

¿Cómo llegó Warner Music?

 

D.A: En realidad ellos ya pillaron el disco hecho, les gustó y han querido apostar. Es un poco de película. Nosotros íbamos a sacar el disco de otra manera. Teníamos un contrato editorial con Universal Music, pero no teníamos discográfica. Y de pronto alguien, no tenemos claro aún quién, le dio dos o tres temas a una A&R (encargado de descubrir y promocionar potenciales artistas de éxito) muy potente de Warner, de hecho la de Love of Lesbian, y estuvo preguntando por nosotros.

 

Nos llamó Miguel, que es nuestro A&R ahora y nos pidió escuchar el disco entero. Cuando lo hizo nos dijo que le había vuelto loco y que quería sentarse con nosotros lo antes posible. Nos sentamos, llegamos a un acuerdo y aquí estamos. Todo esto le da otra dimensión a la banda, es un apoyo muy grande para currar, pero nosotros seguimos siendo los mismos.

 

Y.B: Que alguien haya dicho: me gusta esto, es bueno y os quiero ayudar, es una recompensa, un regalo a las cosas buenas y malas que nos han pasado.

 

El primer single, Dopamina, ya auguró un gran éxito en mayo.

 

D.A: Tuvo casi 50.000 reproducciones en Spotify en 15 días y entramos en su lista de virales, superó al tema que teníamos antes con más reproducciones. Y sabemos que van a pasar cosas como con ese canción (la entrevista se realizó antes de lanzar el segundo single).

 

Y.B: Spotify funciona con su propio algoritmo, que no es trucable. Y de repente vernos en el número 7 a nivel nacional. Cuando ocurrió les dije a los chicos: al final del día ya no estamos ahí, pero estuvimos casi una semana.

 

Aunque con el anterior disco ya conseguisteis meteros en muchos festivales y sonar en Radio 3, ¿cómo se toma en una banda como la vuestra el primer gran éxito de un single?

 

 

D.A: Honra mucho, sobre todo cuando muchas de esas personas que lo han escuchado te escriben y comparten en Twitter y en Instagram el tema o se ponen frases de la canción en estados. Y compañeros nuestros, muchos músicos diciéndonos que nos había salido un tema redondo y algunos hasta con un poco de inquina comentando: bueno, ya habéis sacado el tema bueno. Espérate. Para mí hay 3 o 4 temas mucho mejores que Dopamina.

 

Y.B: A mí me gusta muchísimo, es muy bailable, muy pop, pero tampoco es mi favorita. Había expectativas por escuchar el primer single porque llevábamos sin sacar nada desde noviembre de 2016, aunque desde entonces nos hemos movido un montón.

 

¿Y no se pierde un poco la cabeza?

 

D.A: Es que yo no diría que somos bastante famosos, para nada. Desde 2016 es verdad que hemos crecido mucho y progresivamente y afortunadamente sí tenemos ya seguidores que van a todos nuestros conciertos y se hacen hasta 300 kms para ver uno de nuestros bolos. Y eso es maravilloso.

 

Y.B: En Valencia vinieron a vernos unas chicas de Zaragoza, que se echaron el finde en plan: como tocáis allí vamos a veros, pero ni nos paran por la calle ni nada de eso. En Toledo todavía hay mucha gente que no tiene ni idea de quienes somos.

 

Tenéis muchas seguidoras en las redes. ¿gustáis a las chicas especialmente?

 

D.A: No lo sé, tendrían que decirlo las chicas. Nosotros hacemos música, a qué público llegue depende de ellos. Espero que gustemos a la gente en general y tampoco lo deseo con fervor. Hacemos lo que nos gusta, si gusta bien y si quisiéramos reventar, haríamos reguetón.

 

Con este nuevo disco ya producido y lanzado por grandes discográficas; ¿os habéis sentido igual de libres?

 

Y.B: Sí. En ningún momento Universal nos dijo esto no y Warner nos cogió con el disco hecho. Esperamos opiniones, por supuesto, pero nunca nos han dicho: esto no. D.A: De hecho hemos tardado mucho tiempo en fichar por una multi, y no lo hemos hecho hasta que no nos han dejado hacer lo que queríamos. Somos un grupo que tiene un concepto, que no es que sea muy raro, pero de enfocar la música de una manera concreta e incluso todo lo que arropa la música. Cuando nos han propuesto: entrad, pero molaría cambiar esto… No, es que nosotros pretendemos hacer determinada cosa. Cuando entró Universal fue porque vinieron a vernos a un concierto, después fueron al local para escuchar todos los temas, nos pidieron las maquetas y dijeron: me encanta lo que queréis hacer.

 

Y bajo ese concepto, ¿qué aporta Veintiuno al panorama musical?

 

D.A: Honestidad, venimos de una escena y esto es absolutamente cierto, que plantea temas muy manidos, muy enfocados al festival porque ha habido grupos que lo han hecho y les ha funcionado; pero creo que no hay tantos grupos en la escena que cuenten algo sin temor a contarlo. Mucha gente se esconde detrás de figuras retóricas un poco básicas pero enrevesadas o con enfoques poco desarrollados artísticamente porque están enfocados a festivales. Y nosotros lo que buscamos es entrar en ellos porque les gusta lo que hacemos.

 

Es más lento, más difícil, hace que estemos en menos sitios, pero es el mejor camino, porque parecerte a algo que ya hace mucha gente es un error. Ni siquiera es por ego, es que es poco práctico. Hay una parte muy importante en nuestra música que es contar algo que sea real. En las letras hay mucha mierda metida y experiencias que de verdad son tangibles, son cosas que nos pasan de verdad, es un grado de exposición muy bestia, pero a mí me parece importante que lo que cuentes sea auténtico.

 

¿Quién escribe las canciones?

 

D.A: Los temas los escribo yo, pero entre todos hacemos los arreglos en el local. De hecho yo lo pido porque no creo que sea infalible, ni cuando compongo para nosotros ni cuando lo hago para otra gente. Nunca creo que el tema sea la ostia desde que empieza, sino que es permeable a mejorar. Incluso en fases preliminares voy pasándoles bocetos y maquetas y escucho lo que me tengan que decir porque son mis compañeros y el tema lo tenemos que defender entre todos. Lo que grabamos al final es la mitad o menos de lo que escribo.

 

Y.B: Es un proceso de prueba y error, nos hemos dado ese lujo.

 

¿De dónde os viene el interés por la música?

 

D.A: De cine mogollón, pero mi amor por la música me viene principalmente de mis padres. Ninguno es músico, pero en mi casa siempre he escuchado música y leído muchísima literatura y fue eso lo que me hizo interesarme por coger un instrumento y tratar de hacer algo. Veintiuno ha sido mi único grupo, empecé a tocar tarde porque tenía mucha vergüenza y mucho pudor de enseñar cosas mías.

 

Y.B: A mí no me han inculcado la música en casa, pero en cierto momento me interesó y empecé a aprender, luego mi hermano montó un grupo de rock aquí en Toledo y aunque no me interesaba el mundo banda me sumé porque les faltaba un miembro para tocar. Y a partir de ahí, si me empezó a gustar y estuve en alguna banda metal aquí en Toledo.

 

Veintiuno empezó a tocar en 2011, ¿cómo surgió el grupo?

 

D.A: Empezamos Rubén Hernández, que tocaba la batería y estuvo dos años; Tania, una amiga que tocaba el teclado y mi hermano Javi tocando el bajo (los tres últimos ya no están en la banda). Y después llegaron Pepe, Yago y hace dos años entró Jimmy.

 

¿Por qué hay tan pocas bandas de chicos y chicas?

 

D.A: En nuestro caso ha sido porque la chica no ha continuado, pero es cierto que hasta ahora ha habido menos oportunidades para que una chica se desarrollase y un machismo muy grande en la escena musical, como en todo. Y en mi caso he coincidido con muchos menos músicos mujeres que con varones que estuviesen interesados en tocar, en salir a hacer giras; que no quita que no existan porque hemos coincidido con otras bandas con chicas. Creo que ahora hay más visibilidad y las chicas empiezan a tener más referentes, no solo de cantantes.

 

Y.B: Conocemos a un montón de chicas guitarristas y si hubiera surgido y a alguna le hubiera molado, hubiéramos tenido una chica en la banda. Cada vez hay más.

 

¿Por qué tienen tanto éxito los DJ frente a la música en directo?

 

Y.A: Es un concepto de mercado. Logísticamente es mucho más sencillo y más barato. Yo me he dedicado a montar eventos y es más fácil tener un sonido, una mesa y una persona que haga una sesión a tener que alquilar un montón de equipos o montar una banda, aunque también depende del caché.

 

D.A: Hay DJ que son muy guays haciendo electrónica, que hacen unas mezclas en directo increíbles, supercreativas. La electrónica es otro mundo y tiene otro formato. Hay mucho movimiento en esa escena.

 

Hay muchísimas bandas tocando en Toledo, ¿os gusta lo que se hace?

 

D.A: Muchos son amigos. Hay mucha escena y es genial. Siempre la ha habido. Aquí hay grandísimos músicos y nosotros hemos salido de aquí. Hemos coincidido en cartel con muchos, con Samu del Río que es un cantautor brutal, con míticos como Dulcamara, con los antiguos Sunday Drivers, con Mucho, con Gero Romero, con Julián Maeso…

 

 ¿Cómo veis vuestro futuro a corto plazo, qué esperáis?

 

D.A: Movidito. Estamos ya en una gira de promo, pero lo que esperamos es currar. Nos gusta mucho tocar y todo esto y es lo que queremos hacer. Más expectativas son imprudentes.

 

Y.B: Que haya conciertos, yo solo quiero tocar. No nos importa para nada ni nos cansa salir, aunque sean unos trotes que a veces son muy duros cuando vas empalmando fines de semana y fines de semana, pero es que a nosotros nos gusta hacer esto.

 

¿Vivís ya de la música?

 

D.A: Exclusivamente no, solo un miembro de la banda, Jimmy Summers, guitarrista, vive de ello porque trabaja en un estudio de publi y hace música para publi, y tiene su propio estudio, pero el resto vamos picoteando y aunque afortunadamente ya tenemos ingresos de la música, no vivimos exclusivamente de ella. Yo soy arquitecto y trabajo para varias consultoras y soy compositor de Universal.

 

Y.B: Pepe es ingeniero industrial y yo profesor de inglés y cultura británico americana en la Autónoma y en una academia.

Seguir leyendo… »

Últimas publicaciones de Pilar Palop (Ver todas)