UNA ELEGANTE RED DE HOSPEDERIAS

Son espacios con encanto y siglos de historia, reconvertidos en hoteles de alta calidad que han conservado su estructura arquitectónica y elementos decorativos originales y que se encuentran en ciudades o parajes de Castilla La Mancha muy visitados. El Gobierno regional presentó en enero en Fitur esta Red de Hospederías, que se inicia con cinco establecimientos ya abiertos, a los que se sumarán otros tantos que están en proyecto en las cinco provincias.

 

HOTEL SPA MOLINO DE ALCUNEZA ALCUNEZA-SIGÜENZA

(Guadalajara)

 

 

Alojarse en un molino harinero construido hace 600 años junto al río Henares, en esta pedanía de Sigüenza, será un placer para quienes busquen silencio, calma, descanso y una premiada experiencia gastronómica. La familia Moreno lo compró en los 90 para rehabilitarlo como casa particular de recreo, “pero la hospitalidad innata de mis padres”, cuenta la directora, Blanca Moreno, les hizo compartirlo como alojamiento rural desde 1996 y terminar convirtiéndola en un hotel boutique de cuatro estrellas, con un restaurante que acaba de conseguir la primera estrella Michelín.

 

Su hermano Samuel está al frente, con una cocina slow food inspirada en recetas tradicionales y productos del huerto propio y de las harinas que otra pequeña empresa del lugar está elaborando con variedades autóctonas de cereal con la que se hacen todos los panes y bollería. No se muele en el antiguo molino, pero todos los días la maquinaría recuperada por Juan, el cabeza de familia, arranca a las 8 de la tarde ante la curiosidad de los huéspedes. La hospedería, que acaba de redecorarse e incorporar una coctelería, tiene spa, piscina en un agradable jardín, 17 habitaciones (4 suites y una gran suit), todas con magníficas vistas al valle del alto Henares.

 

¿Qué visitar? Sigüenza, con su espléndida catedral, su plaza Mayor y su castillo, está a 5 kms. Y también muy cerca otros dos pueblos protegidos como conjunto histórico artístico: el soriano Medinacelli a 23 kms y la villa medieval de Atienza a 37. Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar recorriendo la impresionante hoz del río Dulce (a 25 kms) o paseando por Santamera y las salinas de Imón (26 kms).

 

PALACIO DEL INFANTE DON JUAN MANUEL BELMONTE (Cuenca)

 

 

 

El autor de ‘El Conde Lucanor’ lo mandó construir en 1324 como lugar de paso en sus viajes y ahora, casi siete siglos después, vuelve a acoger a viajeros que disfrutan alojándose en espacios históricos, porque aquí nació también en 1419 el poderoso marqués de Villena Juan Pacheco. Su hijo lo donó a las dominicas y ellas lo mantuvieron como convento hasta los años 60.

 

Seguir leyendo...

 

 

 

    

Latest posts by Pilar Palop (see all)