Un proyecto explosivo

El brillante escritor del siglo de Oro Francisco de Quevedo ha dejado reflexiones formuladas con su sátira característica que no pasan de moda: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”, “Creyendo lo peor, casi siempre se acierta” o “Poderoso caballero es Don Dinero”. Él, que fue señor de La Torre de Juan Abad y está enterrado en Villanueva de los Infantes, vería qué poco han cambiado ciertas cosas pese a haber transcurrido cuatro largos siglos desde que vivió y murió en el Campo de Montiel (Ciudad Real).

 

Ese mismo Campo de Montiel que conserva orgulloso su paisaje y su agricultura -y que ha pedido a la UNESCO ser declarado Patrimonio de la Humanidad- está siendo el escenario de una lucha social de gran interés por todo lo que hay en juego.

Ha resultado que esta hermosa tierra es “rara”, terminología minera para definir el terreno en el que se concentra la monacita gris, un mineral que en pleno siglo XXI se ha hecho muy valioso por ser empleado en la fabricación de móviles, ordenadores, imanes para vehículos eléctricos, turbinas de aerogeneradores y otras tecnologías.

 

Con la intención de extraer y explotar estas tierras raras, una empresa llamada Quantum Minería, presidida por Francisco Javier Merino (conocido en la prensa rosa por haber sido marido de Mar Flores y en la prensa salmón por sus empresas en quiebra años atrás), consiguió en el año 2013 que el Gobierno regional (entonces presidido por Cospedal) le diera permisos para varios proyectos de minería de ‘tierras raras’ en la provincia de Ciudad Real.

 

Llegó el Gobierno socialista en 2015 y se le dieron nuevos permisos mientras seguía su curso administrativo y empresarial el proyecto minero. Para la administración regional, y para algunos ayuntamientos implicados, la tentación era mucha: Quantum Minería habla de invertir en la zona 50 millones de euros y crear hasta 600 empleos, y todo sin dañar ni el medio ambiente ni el terreno agrícola (ya saben, “nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”).

 

Creyendo lo peor, casi siempre se acierta”, han pensado cientos de ciudadanos de la comarca organizados en la plataforma “Si a la Tierra Viva”, que lidera la oposición a la empresa minería y que ha provocado que se presenten más de 12.000 alegaciones contra el proyecto en la fase del obligado informe de Impacto Ambiental.

 

“Poderoso caballero es don dinero”: Para ganar una batalla Quantum Minería ha logrado la complicidad de la Universidad de Castilla-La Mancha, que ve con buenos ojos el proyecto y ha aceptado de buen grado los 50.000 euros al año que le va a dar la empresa para financiar una Cátedra y dos Aulas relacionadas con el sector de la minería.

 

El gran revés le ha llegado a Quantum de la consejería de Agricultura y Medio Ambiente, que ve inviable el proyecto por afectar al hábitat de aves esteparias, del águila imperial, el sisón y el lince ibérico. Tal vez sea un lince el que frene un proyecto que tanto promete y que tanto inquieta.

Prado López Galán
Prado López Galán

Últimas publicaciones de Prado López Galán (Ver todas)