UN BAÑO DE NATURALEZA

El milagro del agua ha vuelto a producirse y con él los humedales de Castilla-La Mancha recuperan su esplendor. Conservar el rico patrimonio hidrológico de la región y sumergirse en él es posible en más de una treintena de playas continentales autorizadas y controladas para el baño. Ésta es la ruta más refrescante por las aguas del Júcar, del Tajo, del Guadiana, del Bullaque…

 

Lagunas de Ruidera, el mejor baño natural de Castilla-La Mancha

 

Del atronador sonido del agua cayendo 15 metros en la cascada del Hundimiento al suave murmullo de los sauces llorones movidos por la brisa a orillas de la laguna San Pedra, todo en las Lagunas de Ruidera suena a paraíso. No es exageración. El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, a caballo entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, es más que un oasis en el árido del Campo de Montiel: es una maravilla geomorfológica e hidrológica, con una sucesión de arroyos, cascadas y flujos de agua subterránea que afloran en 15 lagunas, que recorren escalonadamente 35 kilómetros, salvando un desnivel de 120 metros desde la más alta, la laguna Blanca, a la más baja, la Cenagosa.

 

La principal característica de este espacio natural es que todas las lagunas están cerradas por barreras naturales tobáceas, que las represan y comunican entre sí formando hermosos saltos de agua. Forman un conjunto lacustre singular en Europa, sólo hay un ejemplo similar en Croacia, el Parque Nacional de Plitvice, pero a diferencia de éste en las Lagunas de Ruidera es posible disfrutar del baño.

 

Seguir leyendo...