Un atraco del tebeo: roban en un estanco y en un bazar de Toledo para veranear en Valencia

 

La Policía Nacional ha resuelto dos robos con intimidación, uno de ellos a mano armada, que se produjeron en Toledo el pasado mes de agosto y ha detenido a tres jóvenes que, según el relato policial, usaron el botín para irse de vacaciones a Valencia.

 

El autor material de los hechos se entregó voluntariamente en dependencias policiales quince días después de los hechos, dijo haber actuado en solitario, pero la investigación reveló que había contando con dos cómplices que se hicieron pasar por testigos de los hechos. En realidad, los tres jóvenes se fueron juntos de veraneo tras cometer los asaltos.

 

 

«Durante el mes de agosto se produjeron en Toledo dos sucesos que estaban siendo investigados por la Policía Nacional: el primero de ellos, tuvo lugar el 12 de agosto cuando dos individuos entraron en un bazar situado en la zona del Polígono y trataron de llevarse la recaudación del establecimiento amenazando al dependiente con un cuchillo. Dos días después, un varón accedía a un estanco y, amenazando a dos clientes y al responsable del negocio, huía con cerca de 1.400 euros. Apenas habían pasado quince días desde que tuvieron lugar estos hechos, cuando se personó en la Jefatura Superior de Policía Nacional un joven de 18 años que decía haber cometido de ambos delitos, aportando a los agentes numerosos detalles que sólo podía conocer el autor. Además, hizo entrega de la ropa que vestía cuando perpetró el atraco, así como del arma de fuego, que resultó ser simulada«, relata la Policía Nacional.

 

Sin embargo, los investigadores apreciaron algunas incoherencias en la forma de actuar de los testigos del segundo atraco, por lo que continuaron realizando comprobaciones para determinar si estaban implicados. Estas gestiones les condujeron hasta un hostal situado a orillas de la playa de la capital valenciana en el que tanto el joven atracador como los dos supuestos testigos que presenciaron los hechos se alojaron apenas cinco horas después de cometer el delito.

 

Por este motivo, los agentes procedieron a la detención de los dos cómplices que se habían hecho pasar por clientes del establecimiento y que en un principio habían sido considerados como testigos. Los tres detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia el pasado día 2 de septiembre, donde tendrán que responder como presuntos autores del robo con violencia.

 

Seguir leyendo… »