Turismo y gastronomía

Mercedes Lobón.

 

Recientes estudios realizados por especialistas del mundo turístico, indican que la gastronomía se consolida como un factor de atracción y experiencia turística del siglo XXI. Entre otros motivos porque, en cuanto souvenir típico, constituye un referente para seguir disfrutando y compartiendo, con amigos y familiares, estas experiencias y productos culinarios traídos desde cualquier lugar del mundo.

 

Es evidente que la gastronomía es un reflejo de la cultura, la tradición y la historia. Y, en este sentido, la UNESCO, en el año 2010, reconoce la gastronomía como una categoría dentro del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, dejando clara la relación entre alimentación, cultura y territorio, lo que podemos constatar haciendo un repaso gastronómico por los distintos continentes y su diversidad gastronómica. Así pues:

 

En África se caracteriza por su exotismo, fruto de sus especies (jengibre, clavo, azafrán…), con influencia asiática y occidental. Al sur y este, destacan las sopas y estofados de marisco, también el makote (a base de plátano) y el ugali, en Uganda, (con maíz, para guisos y sopas). Al norte (Túnez, Argelia, Egipto y Marruecos), el cuscús es el alimento básico. Y al oeste, el maafe (estofado de vegetales, arroz, huevo duro y maní). En el centro destaca la bambara (un postre popular).

 

Seguir leyendo...