TOLEDO RENUEVA EL CONTRATO DEL SERVICIO DE AUTOBUSES

 

contrato_unauto

 

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha firmado con representantes de la empresa Unauto el contrato del nuevo Servicio Público de Transporte de Viajeros, que entrará en vigor el próximo año y que, aseguran desde el Ayuntamiento, supondrá la renovación de la flota, mayor accesibilidad en los vehículos y mejores prestaciones para los viajeros.

 

El presidente de Unauto, Gregorio Ruiz, y el director general de la empresa, Alberto Ejido, han participado en el acto formal que rubrica la nueva adjudicación por un periodo de 10 años y un presupuesto de 4,3 millones al año, lo que supone una reducción del 30 por ciento con respecto al anterior contrato sin que se recorten servicios, manteniendo la plantilla y con importantes mejoras.

 

Con el nuevo contrato de autobuses, Toledo contará con 45 autocares urbanos (antes de que termine el verano está previsto que se pongan en circulación 9 de nueva adquisición), se aumentarán las marquesinas, de 110 a 135, y todas las paradas tendrán postes de señalización; los postes de información se ampliarán a 20 más.

 

Los vehículos presentarán una imagen renovada, serán más seguros, menos contaminantes, más sostenibles y con mejores prestaciones para los viajeros. Entre las novedades, todos los autobuses tendrán plataforma elevadora, avisos sonoros en las paradas, sistema de video vigilancia interior, puntos de recarga para teléfonos móviles o tablets y sillas para bebés.

 

Además, la flota de autobuses estará conectada a través de tecnología móvil, y no por antenas de radio como ocurría hasta ahora, lo que facilitará el sistema de comunicación para controlar los kilómetros y los recorridos de los distintos autobuses.

 

Por otro lado, para hacer a los usuarios más fácil la utilización del servicio, se va a poner en marcha una aplicación informática directa que se podrá descargar en los teléfonos móviles en la que se podrá consultar los recorridos de cada línea, la frecuencia de paso, los horarios, la ubicación de las paradas, la distancia con otras paradas cercanas y permitirá conocer al ciudadano cuándo vendrá el autobús que está esperando. Unas mejoras que se llevarán a cabo en los primeros seis meses del año 2017, también en los autobuses antiguos.

 

Las inversiones de mejora continuarán durante los años 2018 y 2019, con un presupuesto de 762.000 euros, cuyo destino estará sujeto a lo acordado por el Plan Director de Servicio Público de Transporte Urbano de Viajeros, que se elaborará en el primer ejercicio de la concesión.