Toledo prohíbe el ‘botellón’

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, junto a agentes de la Policía Local. Foto: toledo.es

 

Desde el 15 de julio se prohíbe en Toledo hacer ‘botellón’. Así lo ha anticipado hoy la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, que ha anunciado que la Comisión de Movilidad se reunirá el 14 de julio para tratar esta cuestión «y dar el visto bueno a la prohibición de la práctica del botellón en el término municipal de Toledo conforme a la ordenanza reguladora del consumo indebido de bebidas alcohólicas, fomento de la convivencia y prevención de actuaciones antisociales».

 

“Para nosotros sigue siendo vital la seguridad de los toledanos y este fin de semana hemos visto imágenes que nos preocupan, ha argumentado la alcaldesa. Debemos ser conscientes de los rebrotes que se están produciendo en este tipo de entornos y concentraciones, es nuestro deber proteger la salud de todos”.

 

 

El pasado fin de semana se incumplieron las medidas de prevención y seguridad frente al coronavirus en la concentración multitudinaria de personas en la zona de La Peraleda, así como en un conocido pub de la ciudad.

 

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha apelado a la responsabilidad de los vecinos y vecinas de Toledo para continuar cumpliendo con las medidas de seguridad marcadas por las autoridades sanitarias a raíz de lo ocurrido este fin de semana en un pub de la capital regional que fue sancionado por exceso de aforo y el incumplimiento de otras normas vigentes por parte de sus clientes.

 

Juan José Pérez del Pino ha insistido en que la pandemia no ha acabado y que el virus sigue activo recordando a la ciudadanía que “no acabaremos con él solo con multas, sino con compromiso cívico y solidaridad”.  Así y para evitar posibles rebrotes del Covid-19 en la capital regional, el responsable municipal ha recomendado el uso de la mascarilla, mantener la distancia social y eludir la participación en aglomeraciones de gente.

 

Además de la intervención de la Policía Local en el pub del barrio de Santa Teresa, en el que los clientes no llevaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad, Pérez del Pino se ha referido a los controles que los agentes han desarrollado este fin de semana en el acceso al recinto de La Peraleda en el que han sido inspeccionados 650 vehículos.

 

De éstos, según ha indicado el edil de Seguridad Ciudadana, a 16 se les impidió el paso por llevar equipos de música de excesiva potencia y se interpusieron 14 denuncias por conducir superando la tasa de alcohol legalmente permitida, drogas o ITV caducadas. Juan José Pérez del Pino ha recordado que las multas por alcoholemia pueden alcanzar los 1.000 euros y la retirada de 6 puntos, además de recordar que la conducción bajo los efectos del alcohol u otras sustancias puede provocar accidentes indeseados.

 

Seguir leyendo… »