Tolecorpus

Cómo no iba a tener la Iglesia Católica una festividad en la que se celebrase ese milagro tan misterioso como es la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía? Esta es la razón por la que apareció la fiesta del Corpus Christi en la Edad Media, allá por los siglos XIII-XIV. Y el acto central de esta celebración es la procesión, es decir, el desfile de Jesucristo sacramentado por las calles, en el caso de Toledo subido en esa torre gótica impresionante que es la custodia de Arfe.

 

La procesión ha ido variando con el tiempo. Me refiero a las instituciones que desfilan y al itinerario. Y también todos los actos culturales que pivotan en torno a esta celebración: los gigantones, la tarasca, los toros, las verbenas, sesiones de teatro y de música, etc. Estas actividades culturales han hecho que el Corpus no sólo sea una fiesta religiosa. Si alguien quiere profundizar en el Corpus debe leer a dos historiadores toledanos que han trabajado mucho y bien sobre este tema: Fernando Martínez Gil y Juan Estanislao López Gómez.

 

He vivido la procesión desde dentro (cuando era monaguillo en el colegio de Infantes; ahora también podría como profesor de Universidad pero no lo he hecho) y también desde fuera (de pie, en un balcón y en una silla de alquiler). La procesión es cansina (dura mucho) y es de un exhibicionismo quizá excesivo, pues sale quizá demasiada gente y sería suficiente con una pequeña representación de cada grupo.

 

Seguir leyendo...

    

Santiago Sastre

Latest posts by Santiago Sastre (see all)