‘SOS EL AGUA SE ESTÁ ACABANDO’

La consejera de Fomento y el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha presentan la campaña de agua.

 

Con un mensaje directo y preocupante,’ SOS. El agua se está acabando’, el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Agencia del Agua regional, inicia una campaña de concienciación y sensibilización de la escasez de agua en la región, que apenas mantiene embalsada el 19’53% de su capacidad total y ya han comenzado las restricciones en muchos puntos de la región para la agricultura y la ganadería.

 

La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha explicado que la campaña  se sustenta sobre tres patas: “La denuncia -dando voz a todos los castellano-manchegos y al propio Gobierno-, la concienciación y la inspiración, porque aunque el agua es un recurso necesario, algo que está asumido en nuestro debate habitual, es fundamental como generador de riqueza, crecimiento, empleo y desarrollo”.

 

No se trata de una campaña al uso, con mensajes a los consumidores para que no derrochen agua, sino que tiene una carga política de denuncia sobre la gestión del agua que está haciendo el Estado. Como trasfondo, el trasvase Tajo-Segura, paralizado momentáneamente dado el agotamiento hídrico de la cabecera del Tajo.  La consejera de Fomento ha aprovechado la presentación de esta campaña para denunciar que “el volumen de agua en los pantanos de cabecera del río Tajo, Entrepeñas y Buendía, hoy 28 de septiembre es el más bajo de los últimos 22 años con el peor dato, 239 hectómetros cúbicos, un 9,75 por ciento del total. Hace un año había alrededor de 440 hectómetros -200 más-, y un 17,79 por ciento, ocho puntos por encima. Habría que remontarse, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), hasta septiembre del año 2006 para encontrar datos similares -240 hectómetros cúbicos- y hasta julio o noviembre del año 1995 para encontrar que estos embalses estaban por debajo de los 200 hectómetros cúbicos. Hace diez años, otro ejemplo, había 356,40 hectómetros cúbicos y un porcentaje del 14,41 por ciento”.

 

“Hoy en Castilla-La Mancha hay menos de una quinta parte del agua que podría haber”

El director gerente de la Agencia del Agua, Antonio Luengo, ha afirmado que “hoy en Castilla-La Mancha hay menos de la quinta parte del agua que podría haber. Hay que llevar al Estado el mensaje de que ese Pacto Nacional del Agua, en el que García-Page está dispuesto a hablar con cualquier parte, ya no puede pasar porque sigamos exportando un agua que aquí ya no existe”.

 

Luengo ha reconocido que “el agua es fundamental para el desarrollo de la región, máxime cuando nos encontramos con un cambio climático que se ha asentado en nuestro caso en un ciclo de sequía con un considerable aumento de temperaturas y disminución de las precipitaciones“. Así, ha enumerado los problemas concretos de cada cuenca de nuestra geografía cuyos planes hidrológicos han sido recurridos.

 

En el caso del río Tajo, ha dicho que se tienen concebidas en la teoría 1.450 hectómetros cúbicos de aportaciones naturales, aunque el año pasado, “el peor de la serie histórica, sólo fueron 351 hectómetros cúbicos los recibidos, mientras que por el trasvase se han ido más de 350 hectómetros anualmente”, ha señalado Luengo.

 

En el caso del Júcar  “hacemos una transferencia de 364 hectómetros cúbicos anuales a Vinalopó, Sagunto o Valencia, entre otros, cuando el almacenamiento a día de hoy es de 349 hectómetros, inferior a lo que está previsto exportar el año 2018”.

 

Sobre el Guadiana, Luengo ha manifestado que cuenta actualmente con solo 74 hectómetros cúbicos de aguas superficiales con destino para muchos usos, por lo que “también tiene déficit hídrico”.

 

La campaña institucional de concienciación y sensibilización se va a difundir a través de medios tradicionales, marquesinas, redes sociales y otras plataformas digitales.  “Vamos a utilizar todos los medios necesarios para llegar al máximo de la población, porque la sociedad cambia y esas reivindicaciones hay que adaptarlas a los nuevos tiempos, en los que las redes sociales sirven para interactuar y donde la gente se puede implicar y trasladar su sentir en cuanto al derroche diario de agua”, dice la consejera de Fomento.

 

EL IMPARABLE AVANCE DE LA SEQUÍA