“SOMOS UN CENTRO DE CULTURA, DE TOLERANCIA Y DEMOCRACIA”

La Biblioteca de Castilla La Mancha, en el Alcázar de Toledo, cumple este mes 20 años. Con 40.000 socios de la ciudad, 1.500 usuarios de media al día y más de 450.000 títulos es ante todo un gran centro cultural donde se organizan todo tipo de actividades. Carmen Morales, la directora desde hace un año, comenzó a trabajar allí como técnico en 1996 y conoce a fondo los entresijos de esta biblioteca.

 

Carmen Morales, directora de la Biblioteca de Castilla La Mancha

 

¿Qué cree que ha aportado esta biblioteca en estos 20 años?

 

Somos un centro de cultura, de tolerancia y democracia para toda la región porque damos servicio a todas las bibliotecas de Castilla La Mancha y a través de nuestra web a todo el mundo, porque la colección Borbón-Lorenzana la consultan investigadores de todo el mundo. Y a Toledo le ofrecemos un servicio bibliotecario de primera calidad porque es una de las mejores bibliotecas de España. Tenemos la suerte y el privilegio de tener unos fondos magníficos y unas instalaciones muy buenas, que obviamente tras 20 años hay que mejorar.

 

Es como decimos un gran centro cultural en el que se organizan conferencias, encuentros, conciertos, exposiciones… ¿Cuáles tienen más éxito?

 

Por ejemplo con Matadero Lab, con quien continuamos haciendo la rueda de los cuentos los viernes por la tarde. Tiene también mucho éxito y es muy interesante la colaboración con Ciencia a la Carta, los encuentros literarios que organizamos con las librerías de Toledo, la colaboración con CIBRA. O con un colectivo de gente fantástica con la que hacemos los miércoles sesiones de cine en valores. Todo esto es posible porque tenemos colaboraciones con muchas asociaciones y entidades.

 

“Este año tenemos 60.000 € para adquirir nuevas publicaciones, muy poco comparado con los 240.000 que llegamos a tener antes de la crisis y que con los recortes llegó a ser 0”

 

Los libros electrónicos ganan terreno e internet ofrece una interminable diversidad de ocio. ¿Cómo se adapta una biblioteca a esos cambios?

 

Procuramos estar al día de todas las novedades, no solo las bibliográficas, también las tecnológicas, y preguntamos mucho a nuestros usuarios para detectar sus necesidades y tener en cuenta sus sugerencias. Es un feedback permanente. Tenemos acceso Wifi gratuito desde el principio y préstamo de libros electrónicos a través de la plataforma eBiblio, a la que se puede acceder con el número de usuario a través de la web para llevarse el préstamo virtual al dispositivo de lectura.

 

¿Qué futuro depara al libro en papel?

 

Son perfectamente compatibles y van a convivir durante mucho tiempo. Son dos soportes diferentes para situaciones diferentes. Leer en papel cuando tienes tiempo, bien sentado, es un placer; pero el libro electrónico te da la posibilidad de tener más títulos, modificar el tipo de letra y leer en cualquier parte, es comodísimo.

 

No se puede acceder a los fondos bibliográficos que quedan en el Miradero (antigua biblioteca). ¿Qué hay exactamente allí y cuándo serán accesibles?

 

Lo que tenemos allí son libros de depósito legal, es decir los libros, periódicos, revistas que se editan en la región. No hay fondo antiguo ni ninguna colección valiosa porque todo eso está aquí en la biblioteca del Alcázar. No sabemos todavía qué va a pasar. Es un tema que llevan el ministerio de Cultura y la consejería de Educación y Cultura y que se va a retomar ahora. Nosotros no tomamos la decisión.

 

Algunos autores castellano manchegos, toledanos, se quejan precisamente de que sus libros no están en la biblioteca, no se pueden pedir prestados aquí.

 

Todo lo que se edita en Castilla La Mancha nos llega por depósito legal y si no nos ha llegado es porque el editor no ha hecho el depósito, que es obligatorio por ley. Aún así nosotros hacemos un rastreo periódico de todo lo que se publica fuera de Castilla La Mancha y es de autores manchegos o de temáticas relacionadas con la región y procuramos adquirir todos esos fondos, pero se nos puede escapar alguno. Así que animo a todos esos autores y editores que vean en nuestro catálogo que no están sus obras, que nos lo comuniquen y si no nos quieren donar un ejemplar, que sería lo suyo, como hacen la mayoría de los autores para que los saquemos al público, que nos den la información para adquirirlos.

 

¿Qué presupuesto anual tienen para comprar nuevas publicaciones?

 

60.000 euros este año. Es muy poco comparado con los 240.000 que llegamos a tener antes de la crisis y que luego con los recortes llegó a ser 0. Ahora estamos subiendo poco a poco. Ha afectado muchísimo a nuestro préstamo porque los ciudadanos estaban acostumbrados a que tuviésemos todas las novedades, libros difíciles de conseguir, publicados por autores castellano manchegos fuera de España… Y como no podemos tenerlas, ya no se llevan en préstamo tanto como antes.

 

Y en esa situación, ¿con qué criterio se decide qué se compra?

 

Entre los técnicos elaboramos criterios para cada colección: préstamos de adultos, que es la colección que más presupuesto se lleva, para infantil, para Castilla La Mancha… Depende del interés de las obras para los ciudadanos, la calidad, la novedad, hay que comprar el libro de un Premio Nobel, por ejemplo. Y escritores de Castilla La Mancha, que como hemos dicho, tenemos la obligación de adquirirlos.

 

 

“Tenemos peticiones para presentar libros permanentemente y las fechas comprometidas hasta marzo. Para nosotros es un placer y un orgullo presentar autores nuevos y a jóvenes”

 

En los últimos años se han disparado las publicaciones de libros porque ahora es más fácil y barato publicar. Aquí tienen varias presentaciones a la semana. ¿Tienen lista de espera?

 

Tenemos peticiones para presentar libros permanentemente y las fechas comprometidas hasta marzo. Una biblioteca publica no solo tiene que organizar encuentros con autores famosos que siempre atraen a muchísimo público, también tenemos una función de promoción de autores nóveles, de incentivación de la escritura, de la investigación.

 

Para nosotros es un placer y un orgullo presentar autores nuevos, a gente joven. Tenemos el caso, para mí especial porque es un compañero de la biblioteca, David Luna, que es uno de los grandes escritores de literatura de ciencia ficción y ha conseguido ya muchos premios, y que además empezó aquí ganando un concurso de relato breve. Hay también chicas de 15, 16 años que vienen con sus libros de poemas, preciosos. Eso emociona muchísimo.

 

El barómetro de lectura de 2017 apreciaba un ligero incremento de lectura entre los jóvenes, ¿a qué lo atribuye?

 

Hay una simbiosis entre el cine y la literatura que es bastante interesante, ese gusto por la lectura que están motivando las series y las películas basadas en novelas de ciencia ficción o fantásticas. Por ejemplo después de ver los Juegos del Hambre, les interesa mucho leer la novela y están deseando que salga la siguiente. Y luego están acostumbrados al libro electrónico y esto facilita muchísimo la lectura. Ya son nativos digitales.

 

Solo el 37% de los españoles leen por ocio, ¿qué hacen desde la biblioteca para subir el porcentaje?

 

Tenemos muchísima competencia en el ocio, pero un 37% no es un mal número. A mí lo que más me sorprenden son las ventas de libros, que son mucho más altas que la lectura. ¿Qué hace la gente con los libros que compra? Desde la biblioteca estamos haciendo muchas cosas por incentivar ese amor a los libros y a la literatura, que es una de nuestras funciones: campañas de animación, con los clubes de lectura, presentaciones de libros, con centros de interés para fomentar algunos temas, ahora estamos preparando un festival de novela negra con el club de la biblioteca Taíga. Y el año que viene queremos retomar un programa que ya tuvimos hace años para facilitar a las personas que no pueden venir aquí, por enfermedad o por lo que sea, el libro que quieren.

 

En contra de lo que pudiera parecer tienen una estrecha colaboración con las librerías de Toledo, ¿en qué se basa?

 

Siempre la hemos tenido, no somos ninguna competencia aunque pudiera parecerlo porque prestamos un libro a muchos ciudadanos que ya no lo compran. Esos libros nosotros los compramos en esas librerías, hacemos presentaciones y los libreros están aquí vendiendo ejemplares. Es un negocio cultural en el que ellos también realizan una acción cultural. Es una colaboración muy fructífera con la que estamos todos muy contentos; en general ocurre así en todas partes.

 

“Las series y las películas basadas en novelas de ciencia ficción y fantásticas están motivando ese gusto por la lectura entre los jóvenes. Y luego están acostumbrados al libro electrónico y eso les facilita muchísimo la lectura”

 

¿Los clubes de lectura crean lectores asiduos? ¿Cómo están funcionando?

 

Aquí en la biblioteca tenemos 30 clubes de lectura, con una media de 20 personas y la mayor parte son mujeres. Y algunos también con 20 años. Es una de las actividades que mejor funcionan. Nosotros los tenemos para adultos, para jóvenes, infantiles, en diferentes idiomas (inglés, francés, italiano y alemán).

 

Ahora vamos a empezar dos nuevos: uno de literatura clásica que un profesor de literatura jubilado nos ha propuesto y está organizando voluntariamente; y otro para menores de 40 años, que son gente con menos tiempo y queremos ofrecerles el horario que les venga mejor, hasta un sábado por la mañana. Todos los clubes nos hacen muchísima ilusión, pero los que más son los de los niños porque son los que más éxito tienen. Tenemos lista de espera y vamos a intentar el año que viene lanzar algunos más y ofrecer más sesiones de bebeteca porque es una demanda ciudadana.

 

El año que viene tendrán nuevo Plan estratégico. ¿cuáles serán las principales líneas de actuación?

 

Queremos hacer de la biblioteca un espacio completamente abierto, participativo y democrático para que sean los ciudadanos los que vengan a hacer cosas con nosotros, no solo que nosotros ofrezcamos, con espacios colaborativos donde vengan a aprender y a enseñar.

 

Otra línea es la solidaridad, en colaboración con asociaciones y voluntarios queremos llevar la lectura y nuestras actividades, la formación y el conocimiento a todos aquellos que no pueden venir o que tienen necesidades especiales.

 

Y una tercera línea es la formación. Aquí la gente viene libre y gratuitamente a aprender a lo largo de toda la vida y tenemos que ofrecerles todas las herramientas que necesiten, no solo las bibliográficas, también las tecnológicas. Y también el trabajo de coordinación con la red de bibliotecas, que es esencial, o la difusión de nuestro patrimonio bibliográfico a través de la biblioteca digital, que también queremos promocionar, para que todos los ciudadanos puedan conocer, utilizar y disfrutar de todo ese patrimonio.

 

 

“Queremos hacer un espacio completamente abierto, participativo y democrático para que sean los ciudadanos los que vengan a hacer cosas con nosotros, no solo que les ofrezcamos nosotros a ellos”

 

TESOROS BIBLIOGRÁFICOS NUNCA ANTES EXPUESTOS

 

Las primeras ediciones de la primera y segunda parte de El Quijote y de otras obras de Cervantes se van a exponer en la sala Borbón Lorenzana de la Biblioteca de Castilla La Mancha entre diciembre y marzo de 2019. Proceden del fondo antiguo de esta institución, de la biblioteca del Cigarral del Carmen de Toledo, con “una de las mejores colecciones bibliográficas del siglo de Oro de Europa”, apunta Carmen Morales, y de la del Palacio de Peralada en Girona. “Las tres grandes colecciones españolas van a estar aquí, con algunas joyas bibliográficas que nunca antes se habían expuesto”, anuncia ella. Será la estrella y broche final del intenso programa con el que celebra su 20 aniversario.

 

OTRAS EXPOSCIONES desde este mes: el 16 se inaugura en la sala Borbón Lorenzana una sobre editoriales de Castilla La Mancha y en la sala general de lectura podemos ver ya la imagen y la dedicatoria que 20 famosos escritores dejaron a su paso por la Biblioteca: desde Eduardo Mendoza a Almudena Grandes, Sampedro, Vargas Llosa o Muñoz Molina. Desde el día 10, un un recorrido fotográfico por bibliotecas de la región en el pasillo Borbón Lorenzana y más adelante una exhibición de comic, otra sobre la relación con otras bibliotecas del mundo y alguna más.

 

El Archivo Histórico Provincial se une a las celebraciones con una exposición de curiosos documentos sobre libros y bibliotecas desde el 8 de octubre; y desde el día 9 el Archivo Municipal se suma también con una exposición virtual de grabados del siglo XIX de Genaro Pérez de Villamil sobre la España artística y monumental.

 

LA GENERACIÓN DEL 98. La de los jóvenes que nacieron cuando se abrió la Biblioteca da nombre a este programa de talleres y encuentros dedicados al público más joven. LittleRedRead, la booktuber con casi 47.000 suscriptores en su canal, donde recomienda libros, sobre todo literatura juvenil, estará en la Biblioteca para charlar con sus seguidores; y habrá talleres de booktrailers para aprender a promocionar un libro en internet, de impresión en 3D o de haiku para los amantes de la poesía.

 

ENCUENTROS.Con Jorge Molist se podrá charlar el 23 de octubre y María Dueñas estará en noviembre en la Biblioteca. Mario Paoletti va a presentar su obra completa de poesía y la poeta María Antonia Ricas estará el 24 de octubre en un encuentro con clubes de lectura. Son algunos de los muchos escritores que pasarán por aquí.

 

100 AÑOS. Los cumple este año el piano de la Biblioteca, que se usa habitualmente, y para celebrarlo se ha organizado un ciclo especial hasta diciembre que inician Pilar Moxo y Virginia Serrano el 17 de octubre. Habrá, además, más conciertos que nunca de todos los estilos.

 

RECONOCIMIENTOS. El acto institucional para celebrar los 20 años lo presidirá el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, el próximo 16 de octubre. Se nombrará entonces como socios de honor de la Biblioteca al expresidente José Bono, “que fue el creador, quien puso los medios y la ilusión”, explica Carmen Morales; a la Asociación Regional de Libreros por la estrecha colaboración que les prestan las librerías, a las asociaciones de bibliotecarios, en reconocimiento a estos profesionales, y a la fotógrafa Cristina García Rodero porque “es un orgullo” para Castilla La Mancha, señala la directora.

 

La magnífica colección Borbón – Lorenzana

 

“Es una de las mejores colecciones de patrimonio bibliográfico de España”, indica Morales. Cuenta con 1.000 manuscritos, 427 incunables y 103.000 libros impresos entre los siglos XVI y XIX. Entre otros: una colección de manuscritos misceláneos del siglo XI, una colección de códices de la Capilla Sixtina que el cardenal Lorenzana mandó a Toledo cuando estuvo en Roma, el Pontifical de Guillermo Durando (siglo XIV), un ejemplar de Las Introductiones latinae de Antonio de Nebrija, una Biblia de Plantino y un buen número de libros con magníficas encuadernaciones o cubiertas mudéjares. Los volúmenes más importantes ya están digitalizados y a disposición de quien quiera consultarlos por internet.

 

Investigadores de todo el mundo recurren a ella habitualmente. La colección comenzó a formarse en la biblioteca arzobispal que el cardenal Lorenzana abrió en su palacio de Toledo en 1773 con fondos de sus antecesores y con curiosos y valiosos libros, como los de historia natural, que él trajo de Méjico.

 

Y se fue ampliando con los más de 9.000 libros que dejaron en su colegio los Jesuitas tras su expulsión en 1767, con las colecciones cedidas por el infante Luis María de Borbón en 1794 y en 1859 con la fusión de la biblioteca provincial, donde se encontraban miles de libros de los conventos toledanos cerrados con la desamortización.

[/expand][/restrict]