Sexo en Navidad

 

En esta época del año aumenta bastante la frecuencia sexual. Incluso en parejas que “se encuentran” poco habitualmente, parece que en Navidades toca, porque para quienes tener relaciones sexuales tiene unas cuantas fechas en el calendario, en éstas, están de suerte. Siempre que celebramos algo parece que va implícito hacerlo también con sexo.

 

¿Cuáles son los factores que inciden en este aumento de la líbido ?

Seguir leyendo... Seguir leyendo… »

 

Sumamos que solemos tener vacaciones. Los momentos previos de estrés en el trabajo ahora suelen finalizar con el final del año. Se cierran también períodos para estudiantes.   Además de ser vacaciones que implican descanso y desconexión, también hay más salidas, más interacciones con gente a la que no veíamos desde las navidades anteriores. Aunque a muchos esta época del año ya no les gusta por pérdidas de familiares, por coincidir con malos momentos personales, en general, se suele tener una actitud positiva, de ilusión inespecífica muchas veces, es un “todo” durante dos semanas que te envuelve y “te obliga” a hacer cosas típicas de este momento. Las celebraciones, y no solo en casa, me refiero también a comidas y cenas de empresa donde los compañeros de trabajo más afines, parece que pueden tener más afinidad también en el sexo.

 

El ambiente distendido, el consumo de alcohol y el deseo fabricado durante el año, hacen que en estas celebraciones puedan surgir romances. Las cifras hablan de más de un 50% de personas que tienen sexo en estas celebraciones con compañeros de trabajo. De hecho las infidelidades aumentan en navidad pero sobre todo en los días de cenas y comidas de trabajo. Cuando se da la posibilidad de ir acompañado por la pareja, más del 90% se niegan, prefieren hacerlo solos. Parece que en el trabajo el roce hace el cariño y mucho más. Independientemente de que ya se tenga cierta atracción por algún compañero, el alcohol, tan solo 2 vinos, ya deshiniben para dar el paso y facilitar el tema sexual, aunque cuidado con el alcohol, que te empuja, pero en los hombre suele producir dificultades erectivas ( sólo para tenerlo en cuenta y que después no se creen un problema, psicológico).

 

Estas navidades regalate, si no lo tienes, a alguien que te quiera muchísimo y a quien querer muchísimo para así disfrutar del sexo multiplicado por mil

 

Las mujeres también tomamos más la iniciativa. En esta época y aunque no debería ser así, se cuidan más en el aspecto físico, más compras de ropa y artículos de belleza, peluquería, y se sienten más atractivas y seguras. Aumentan las compras de ropa interior y por supuesto la de color rojo, para fin de año. Además de ser una costumbre asociada a la buena suerte y a un comienzo de año renovado, la ropa íntima de este color nos parece más erótica. Si nos compramos ropa interior monísima, queremos usarla como es debido. Y no por estar gordita vamos a perdernos sentirnos con el glamour del encaje, para nada!!! hay modelitos para todas, que quitan y ponen lo que queramos, como nos de la gana. Sentirnos sexys para nosotras mismas, ya nos hace tener otra actitud y también una sonrisa y luego Dios dirá.

 

Nos encanta sentirnos con presencia sensual para nuestra pareja y que nos lo digan. Atractivas, deseadas y no me refiero a nivel sexual. Cuanta más interacción con nosotras a lo largo del día en forma de gestos de cariño (cariños sin intención sexual), más posibilidades habrá también en ese día de tener sexo. Nos encanta que nos regaléis ropa sexy aunque lo más probable es que no acertéis con la talla, no importa, pero intentadlo!

 

¿Y los regalitos? llegan los Reyes para todos. Está de moda regalar juguetes sexuales, y bueno ya sabéis el que está siendo rompedor. Por cierto, siempre insisto en que los juguetes sexuales no deben ser , en pareja, ninguna amenaza para el otro, ni ningún sustituto. Son algo más para romper la monotonía y aumentar el placer, siempre siempre consentido por los dos. Suele haber más juguetes para nosotras porque somos más lentas en alcanzar la excitación y también en tener un orgasmo. Son un plus de motivación que a vosotros, chicos, os viene muy bien. El más vendido es el succionador de clítoris, será porque el clítoris es la zona estrella en la mujer para tener un orgasmo. Produce una estimulación distinta a la de un vibrador, y un orgasmo con bastante rapidez, si estás concentrada. Unas esposas rojas con plumas, a juego con el conjunto de ropa interior, unas luces suaves y una música… unas risas, y ganas, en fin y … con amor, mejor. Ah, y un lubricante siempre, a mi me gusta recomendar el efecto calor. Con el lubricante estamos más relajadas y más receptivas evitando las molestias de la manipulación repetida.

 

Y bueno, estas Navidades disfruta sobre todo de ti, y regálate, si no lo tienes, a alguien que te quiera muchísimo y a quien querer muchísimo para así disfrutar del sexo multiplicado por mil, porque ¡El motor siempre, para todo, es el amor!.