Saltan todas las alarmas por el deterioro del río Tajo

El Tajo se convierte en un río de espumas a su paso por Toledo

El Tajo se convierte en un río de espumas a su paso por Toledo

 

Un río de espumas es lo que arrastra el Tajo a su paso por Toledo desde el pasado 15 de octubre, cuando se ha hecho evidente su deterioro y han saltado todas las alarmas. Tras comprobar, por parte de los técnicos del ayuntamiento y de la patrulla Verde, que  “todas las instalaciones municipales han funcionado y funcionan correctamente”, descartando así que fuera el propio municipio el origen de la contaminación, el portavoz del Gobierno local, José Pablo Sabrido, ha declarado que se pondrán los hechos en conocimiento de la Fiscalía, “por si pudieran ser constitutivos de un delito medioambiental”.

 

Para el ayuntamiento de Toledo, y en palabras de  Sabrido, “esta situación tan lamentable en el Tajo es una consecuencia más del nulo caudal ecológico del río, motivado por abusivos trasvases que han hecho del Tajo un sumidero que desemboca en el Levante y que poco o nada importa a un Gobierno en funciones que continúa perpetuando esta situación”.

El portavoz municipal  ha anunciado también que  el Gobierno local pedirá formalmente a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que dé las explicaciones oportunas ante esta situación de desamparo y bochorno,