RUTA POR EL PASADO MARINO DEL BOQUERÓN DEL ESTENA

Lo que aparenta ser una sencilla y accesible ruta senderista puertas adentro del Parque Nacional de Cabañeros, es en realidad un sorprendente viaje por el pasado geológico de un territorio que 500 millones de años atrás estuvo bañado por un extenso mar palpitante de vida. Hoy, es un pequeño río, el Estena, el que fluye por un paisaje escarpado y rocoso, en el que han quedado sedimentos marinos, fósiles y huellas de trilobites, gusanos gigantes y otras especies marinas del paleozoico. El Boquerón del Estena tiene mucho que contar.

El río Estena a su paso por Navas de Estena, en el bello paraje conocido como El Boquerón del Estena.

 

Cuando el sonido de la berrea comienza a apagarse en el interior del Parque Nacional de Cabañeros, la silenciosa presencia de quienes habitaron este territorio hace 470 millones de años toma el protagonismo: trilobites, gusanos gigantes, moluscos, esponjas articuladas… más de 250 especies de animales marinos de la era Paleozoica han dejado sus huellas visibles e impactantes en las paredes rocosas del Boquerón del Estena, que hoy se alzan en el espacio ocupado en la era Primaria por un extenso y somero mar.

 

La caminata de poco más de dos horas (ida y vuelta) por una senda adaptada, señalizada y con didácticos paneles informativos en los puntos más relevantes, nos lleva por un valle encajado, bañado por el río Estena, en el que conviven en armonía grandes rocas y la vegetación y el arbolado característicos del bosque mediterráneo (encinas, alcornoques, robles…) y del bosque de ribera (fresnos, abedules y algún que otro tejo).

 

Seguir leyendo...

 

    

Prado López Galán

Latest posts by Prado López Galán (see all)