REVOLUCIÓN FLAMENCA EN CASTILLA-LA MANCHA

“Cositas buenas” están pasando en Toledo al compás de fandangos, soleares, seguirillas y demás palos del flamenco. Una nueva generación de cantaores, guitarristas y bailaoras renuevan y reivindican una música que comparte con Toledo estar declaradas ambas Patrimonio de la Humanidad. El espíritu de Paco de Lucía ha unido aún más la ciudad con el flamenco.

 

“Cositas buenas” están pasando en Toledo al compás de fandangos, soleares, seguirillas y demás palos del flamenco. Una nueva generación de cantaores, guitarristas y bailaoras renuevan y reivindican una música que comparte con Toledo estar declaradas ambas Patrimonio de la Humanidad. El espíritu de Paco de Lucía ha unido aún más la ciudad con el flamenco.

 

“Estoy casi seguro de que el flamenco está muy vinculado a la música que hacían los sefarditas de Toledo, decía el gran guitarrista español Paco de Lucía (fallecido en 2014) en una entrevista en el año 2004, cuando aún vivía en su casa toledana. Decidí venirme a vivir a Toledo porque esta es una ciudad que te traslada en el tiempo, sales a pasear a la calle y vuelves a casa con una sensación muy bonita, de paz, de vivir en otro tiempo. Recordar a los judíos, a los árabes, a los visigodos, cartagineses, romanos, todos los que estuvieron aquí se puede ver en la ciudad; hay una paz que yo necesito para mi trabajo, para componer, para inspirarme. Pienso que aquí hubo gente que aportó mucho a la cultura y a la música de nuestro país; yo descubrí unas partituras sefarditas y pude ver ahí la gran influencia que tiene esta música en el flamenco”.

 

La casa toledana de Paco de Lucía, hoy convertida en el hotel Entre dos Aguas, es un punto de encuentro con el flamenco actual (con las actuaciones programadas en las Tardes Flamencas). Fuera del casco histórico, en el barrio del polígono, tiene su sede desde hace más de 30 años la Peña El Quejío, infatigable en su labor de mantener vivo el flamenco en la ciudad. Prueba de ello es el Festival Flamenco que se celebra cada año durante las fiestas del Corpus, y que en su XXXIV edición traerá como figura estelar a uno de los jóvenes cantaores que más despuntan en el panorama nacional: el toledano Israel Fernández.

 

Y como un guiño del destino, el flamenco también se ha colado en el ayuntamiento de la ciudad, que tiene al frente de la concejalía de Juventud a un cantaor.

 

Seguir leyendo...
Prado López Galán
Prado López Galán

Últimas publicaciones de Prado López Galán (Ver todas)