Revisando la pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow es un modelo teórico sobre las necesidades humanas. Es una teoría psicológica que pretende explicar cómo el ser humano prioriza sus necesidades. La pirámide nos muestra desde la base hasta la cúspide cómo se van satisfaciendo las necesidades más básicas, hasta las más elevadas, explicando a su vez las motivaciones. Abraham Maslow divide la pirámide en cinco niveles, considerando que el ser humano sólo asciende de nivel cuando ha conseguido satisfacer el nivel inmediatamente inferior. Como todo modelo es una representación necesariamente simplificada de la realidad, por lo que es sólo eso: una forma de explicar algo, aunque, a mi juicio, es un modelo muy acertado.

 

La jerarquía de necesidades de Maslow plantea una base en la que se encuentran las necesidades básicas: respiración, alimentación, descanso, sexo, dormir, etcétera. Después, cuando las necesidades fisiológicas están cubiertas, surge la necesidad de seguridad y protección. En el tercer nivel se encontraría la necesidad de afiliación y pertenencia, tales como la amistad, el afecto, o la intimidad sexual. El cuarto nivel recogería el reconocimiento, la necesidad de auto-reconocimiento, confianza, respeto y éxito.

 

Finalmente, en la cúspide de la pirámide se encuentra la necesidad de autorrealización: moralidad, creatividad, espontaneidad y todo aquello relacionado con el crecimiento personal y la transcendencia. Hasta aquí, te sonará como una teoría bastante clásica. Lo que nunca te han contado sobre la pirámide es esto: el ser humano se diferencia de los animales, entre otras cosas, en su condición de ser permanentemente insatisfecho. Es decir, un perro tiene necesidad de sexo, de copular con una hembra. Si un oso quiere dormir, probablemente buscará una buena cueva e hibernará o descansará un periodo concreto. Cuando un león tiene hambre, buscará una presa jugosa y se dará un festín.

 

Sin embargo, el hombre siempre tiene la necesidad de más. En torno a la sexualidad crea el erotismo, el sadomasoquismo, el fetichismo y la pornografía. Alrededor de la comida construye la gastronomía, la repostería, la nouvelle cuisine o la tortilla deconstruida. Y no se conforma con conseguir abrigo, de la necesidad de cobijo genera la arquitectura, el constructivismo, el minimalismo, la decoración, el feng sui. En la pirámide los niveles inferiores, quizás por esa condición animal, una vez satisfechos permanecen estables hasta que pasa un periodo de tiempo. Por ejemplo, necesitamos comer periódicamente.

 

Asimismo, el tercer y cuarto nivel nunca acaban por satisfacerse completamente. Esto explica la necesidad de reconocimiento infinito de algunas personas. Por ejemplo, existen personas que se desviven por los demás buscando permanentemente el reconocimiento ajeno. También explica, el porqué de muchas personas de pertenecer a un abanico infinito de redes sociales. Reconocimiento y filiación son como drogas cuya tolerancia va subiendo de forma progresiva.

 

Algo curioso es que lo que realmente afecta a los seres humanos son las necesidades no satisfechas y eso se refleja en su conducta. Parece lógico pensar que la motivación está estimulada por tus necesidades. Es decir, si no tienes sed, no buscarás agua. Por otro lado, las necesidades inferiores necesitan menos tiempo para satisfacerse que las necesidades superiores que implican ciclos vitales más largos. Igualmente, las necesidades básicas, vienen de serie con las personas, y el resto nacen con el paso del tiempo.

 

Estamos en el ámbito del ser. Esta teoría nos sirve para tomar consciencia de qué necesidad es la que está en la base de nuestra conducta. Es decir, con este marco de referencia puedes saber qué fuente de motivación está detrás de tu comportamiento, o en qué necesidad se sustenta bajo la forma de actuar de otra persona. Plantéate si es una necesidad básica o si se esconde una necesidad de afecto o reconocimiento. Tras cada acción, piensa que hay una necesidad que satisfacer. Si logras descubrir cuál es ya tendrás un largo trecho ganado en la relación con el otro o contigo mismo. Manejar estas claves puede ayudarte mucho en el camino del ser y en el proceso de crecimiento y cambio personal.

[/expand][/restrict]

    

Pedro Salvador

Latest posts by Pedro Salvador (see all)