Protocolo judío: kashrut, kasher y kósher

 

Es curioso como las tradiciones en la alimentación (como modo de vida), marcan las diferencias culturales y religiosas entre grupos y comunidades que coexisten en el mismo espacio, y nos ayudan a comprender la estructura y la dinámica de su comportamiento, en general. En este sentido, el kósher constituye un rasgo diferencial de la comunidad judía, que basa su identidad a partir de normas dietéticas muy estrictas (kashrut). Esta normativa, descrita detalladamente en la Torá (La Ley, que coincide con los cinco primeros libros bíblicos, es decir, el Pentateuco: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio), marca las pautas de los alimentos que las cumplen y que serán considerados kasher, conocido también como kósher, por su pronunciación en yiddish o yidis (las comunidades judías han llegado a utilizar tres lenguas: el hebreo, para comentarios bíblicos; el arameo, para textos más importantes, y el yidis, como lengua materna y extendida por todo el mundo). Por otro lado, los alimentos no considerados kósher, serán denominados “trefá” (en hebreo).

Seguir leyendo...

 

Mercedes Lobón