Propuestas para comer y pasarlo bien

El hotel Doménico de Toledo prepara una curiosa y divertida celebración por San Valentín y el restaurante Zapico está celebrando sus III Jornadas del Cachopo.

 

UN SAN VALENTÍN A RITMO DE BEATLES Y UNA CENA MUY ESPECIAL

 

Ni los Beatles están pasados de moda ni celebrar San Valentín. “Cada vez se celebra más y, además, la gente ya está muy cansada de noticias negativas y aprovecha cualquier pretexto para salir, pasarlo bien y disfrutar”, señala Paco Maeso, director gerente del hotel cigarral Doménico de Toledo. Por eso en este establecimiento de cuatro estrellas, con fantásticas vistas a Toledo y una exquisita atención al cliente, están preparando ya con todo detalle una fiesta para que las parejas, de cualquier edad y sexo, disfruten el sábado 18 de febrero.

 

Habrá cena romántica, sí, pero al finalizar el grupo Ernest hará un tributo-romantic y tocará las canciones más conocidas de la banda británica. Con ellos se podrá bailar hasta bien entrada la madrugada. “No queremos hacer algo empalagoso, que a mucha gente es verdad que le echa para atrás”, explica Maeso.

 

Muy apetecible, también, el menú que han preparado para la ocasión: ensalada de puerros confitados y confit de pato, darné de lubina al horno, sorbete de mojito e hierbabuena, solomillo de ternera hojaldrado y banda de tiramisú casero, con una selección de vinos blancos y tintos de Castilla La Mancha.

 

El hotel ofrece a las parejas la posibilidad de completar la velada pasando la noche en sus instalaciones, con desayuno, atenciones y un precio especial.

 

LAS III JORNADAS DEL CACHOPO

 

 

Entre el 14 de enero y el 10 de febrero Los Zapico ofrecen en su restaurante asturiano (urbanización Valdelagua, 104. Bargas) hasta cinco nuevas variedades (más las dos de su carta habitual) de cachopo, el famoso y enorme doble filete relleno y empanado típico de Asturias, que cada vez está más de moda en todo el país.

 

En estas terceras jornadas el restaurante Zapico propone tres variedades de ternera: una rellena con queso de cabrales y manzana, otra con jamón y queso, espÁrragos blancos y pimientos de piquillo y un tercer cachopo con picadillo asturiano y huevo. Además elaboran un cachopo de mero relleno de marisco y una quinta variedad de pollo con verduras, queso y jamón en el interior.

 

El cachopo a elegir está incluido en un menú compuesto, además, por tres entrantes (mejillones a la asturiana, caramelo de bogavante y queso de La Peral), bebida y frixuelo de nata con chocolate, un delicioso postre asturiano. El menú se sirve para comer y cenar.

 

En la carta habitual de Zapico podemos encontrar durante todo el año dos variedades de cachopo: de solomillo ibérico relleno de queso de cabra, cebolla caramelizada y jamón; y otro de ternera con jamón, queso, espárragos y pimientos de piquillo.

 

Ante el éxito de las Jornadas del Cachopo celebradas en los dos años anteriores en primavera, el restaurante ha decidido adelantar la tercera edición para complacer a sus clientes, “que llevaban ya tiempo demandándonos que volviéramos a repetirlas”, señala Javier Zapico (en la imagen), desde hace unos años al cargo del conocido restaurante asturiano que su padre, José, puso en marcha hace 23 años, primero en la ciudad de Toledo y ahora en Bargas.

 

El pasado mes de abril Zapico ganó el Premio a la mejor fabada del mundo cocinada fuera de Asturias, en el certamen anual de Villaviciosa.