POR EL CAMINO VERDE

El semáforo se ha puesto ámbar para los motores de combustión y, atención conductor porque en 2040 ya se habrá puesto en rojo. Los vehículos de gasolina y diésel tienen los años contados, pero los híbridos y eléctricos vienen pisando fuerte, con una tecnología y unas prestaciones que mejoran a una velocidad digna del sector de la automoción.

Mini Cooper SE Countryman híbrido enchufable se suma a la revolución verde.

Lenta pero inevitable. Así está siendo la transición del motor de combustión al motor eléctrico. De momento, es el híbrido el que toma la delantera, en espera de que el puramente eléctrico sea más económico (el precio medio ronda los 30.000 euros), ofrezca mayor autonomía y cuente con una buena red de puntos de carga. 2040 es la fecha señalada por el Gobierno de España para el adiós definitivo al motor de combustión.

 

Así se especifica en el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático aprobado el pasado mes de febrero por el Consejo de Ministros. “En desarrollo de la senda de descarbonización a 2050, los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, de conformidad con la normativa comunitaria, han de ser vehículos con emisiones de 0gCO2/km no más tarde del año 2040, tal y como recoge el borrador de Estrategia a Largo Plazo de la UE, presentado por la Comisión Europea el pasado diciembre”, recoge el texto aprobado. Se pretende luchar contra una de las principales causas del cambio climático y del deterioro de la salud de los ciudadanos: el transporte en España emite el 26% de las emisiones causantes del daño a la capa de ozono y más del 42% de los óxidos de nitrógeno, pernicioso para la salud y responsable de numerosas muertes.

 

Seguir leyendo...

    

Prado López Galán

Latest posts by Prado López Galán (see all)