Ola feminista para un verano no sexista

“Agárrala, pégala, azótala, sácala a bailar que ella va…” canta Trébol Clan en una pegadiza canción que suena en fiestas y verbenas. El reguetón y el perreo forman parte del amplio y variado catálogo de actos sexistas que se despliegan en verano disfrazados de diversión. Pero la ola feminista avanza y cada vez hay mayor reproche social e institucional contra tradiciones, costumbres o  nuevas tendencias machistas y denigrantes para la mujer.

 

Fiesta de la Zurra en Ciudad Real. Foto: ciudadreal.es

 

El cartel anunciador de la fiesta ‘We love perreo: Porno star’ prometía diversión y alcohol a bajo precio. La cita: el 29 de junio en Mora, con autobús de ida y vuelta para los que acudieran de Sonseca, Orgaz y Los Yébenes. El reclamo; dos mujeres explosivas desnudas acompañando a un hombre. Vamos, lo normal para una fiesta de verano. Lo que ya es menos normal es que la fiesta se cancele por el reproche social generado.

 

Todo empezaba cuando una vecina de Mora alertaba de esta fiesta porno al colectivo feminista Toledo Violeta, que no tardó en pronunciarse en redes sociales: “Este tipo de eventos y publicidad sexista contribuye a la proyección de la imagen de la mujer como mero objeto, no contribuye a la igualdad. Es más que reiterativo el uso de la imagen sexista de la mujer para atraer al público a este tipo de fiestas, hechos visibles en la gran mayoría de discotecas. Además, la temática porno proyecta la normalización de prácticas centradas exclusivamente en el placer del hombre, desde una situación de poder y dominación, reproduciendo conductas misóginas y pederásticas”.

 

Medios de comunicación locales como ToledoDiario, y nacionales, como la Sexta TV, convertían en noticia este asunto provocando que los Salones Veracruz, donde iba a celebrarse el sarao, cancelasen el contrato ya firmado con la empresa organizadora, alegando que desconocían la temática de la fiesta. “Nunca nos hemos prestado a este tipo de espectáculos denigrantes con la mujer, sino todo lo contrario, siempre hemos abierto nuestra casa a multitud de actos benéficos como “el Cocido Solidario” que organiza todos los años Cáritas, o las cenas en favor de los afectados de cáncer y un largo sinfín en nuestra larga trayectoria profesional de cuarenta años dedicados a la restauración”, argumenta la dirección de Salones Veracruz. “La organización de ‘We love perreo’ se puso en contacto con nosotros para alquilar nuestros salones sin comunicarnos el contenido del evento ni tener autorización para lanzar un cartel con el nombre de nuestros salones”.

 

Seguir leyendo...