“No podemos dejar la pobreza en manos de la caridad”

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha

 

Tal vez no es causalidad que al frente de la política de Bienestar Social de Castilla-La Mancha esté una psicóloga, que lleva muchos años trabajando a pie de calle en asuntos de bienestar social. Aurelia Sánchez Navarro (Vianos, 1961) es funcionaria de carrera del Cuerpo Superior de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, vinculada desde hace 20 años al departamento de servicios sociales y consejera desde 2015.

 

AQUÍ: Estar al frente del Bienestar Social en una región que a consecuencia de la crisis está tan castigada por el paro, la precariedad y la pobreza, ¿es frustrante o un reto? Con sinceridad, ¿qué margen tiene la Administración para cambiar la realidad?

 

A.S: Para una persona como yo, que conoce el trasfondo de la situación y el interior de todos los programas y servicios y las necesidades muy cercanas del ciudadano, es apasionante. Trabajar en servicios sociales en Castilla-La Mancha cuesta un poco más, por el momento que nos ha tocado vivir y porque hay que llegar a muchos rincones; tenemos más de 900 pueblos en la región y muchos de ellos con muy poquita población, pero con los mismos derechos. Tenemos claro que ahora no es el momento de grandes infraestructuras (que ya lo tuvieron), ahora es el momento de las personas. Lo primero de todo es atender las necesidades de las personas y empezar a aplicar la sostenibilidad y eficacia en los proyectos que pongamos en marcha, porque estamos en un momento de mucha responsabilidad.

 

AQUÍ: Es ahora, cuando menos recursos públicos parece haber, cuando más son las necesidades de los ciudadanos y más ciudadanos hay con necesidades. Según los últimos datos de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión en Castilla-La Mancha hay 755.000 pobres, 192.000 en extrema pobreza, más de 100.000 padecen privación severa… ¿cómo se afronta desde el Gobierno regional esta dramática situación?

 

A.S: Lo primero que ha hecho este Gobierno ha sido un Plan Extraordinario de Empleo (que no depende de esta consejería) para los jóvenes, para mayores de 55 años, para parados de la larga duración, para discapacitados y personas en exclusión social. Lo que más dignidad da a las personas es tener una renta fruto de su trabajo. Sí es cierto de que a pesar del esfuerzo que se ha hecho hay muchas personas que tienen necesidades importantes. Trabajamos desde distintas consejerías (Empleo, Fomento -que trabaja en vivienda social y lleva las oficinas antidesahucio…). En Bienestar Social gestionamos hasta ahora las ayudas de emergencia social, que atienden situaciones momentáneas extraordinarias de crisis, de pobreza. Con estas ayudas la administración facilita lo mínimo para poder vivir. Gestionamos también el Ingreso Mínimo de Solidariad (IMS), que es una prestación periódica que puede durar hasta 24 meses aunque revisable cumpliendo una serie de requisitos y que permite a la familia una renta mínima y un itinerario de inserción social y laboral.

 

Seguir leyendo...