MÁS ‘SEGUROS’ EN CASA

El presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Toledo y del Consejo Regional de Colegios, también delegado regional de APROMES –una de las asociaciones más importantes de Europa- y gerente de la correduría GSF, Enrique García Mérida, nos cuenta las últimas novedades en seguros del hogar y construcción y cómo han evolucionado en sus 30 años de experiencia profesional en el sector del seguro, primero trabajando para una importante compañía durante once años y, después, como broker de seguros al frente de una correduría propia con oficinas en Toledo y Madrid.

 

Enrique García Mérida, el presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Toledo nos responde.

 

En el hogar hablamos ahora de seguros de última generación. ¿Qué puede llegar a cubrir un multirriesgo?

 

Tienen garantías que hace unos años eran impensables. Casi todas las compañías están incorporando el servicio de bricolaje ó manitas con unos servicios limitados al año para que alguien vaya a colocarte un cuadro o ponerte un enchufe, etc. O te prestan asistencia informática sin tener que moverte de casa, asistencia en viajes cubriendo el robo de las maletas e incluso asesoramiento jurídico si te despiden tu empresa. Y hay garantías extras, como la de ‘todo riesgo daños materiales’ que cubre, por ejemplo, que un niño te tire al suelo la televisión. El del hogar es uno de los seguros que más ha evolucionado, incluso hay prestaciones que los asegurados desconocen muchas veces.

 

¿Cuánto puede costar uno de estos seguros que cubre casi todo?

 

Depende de las dimensiones de la vivienda y de lo que tenga dentro asegurado; pero un seguro muy completo, de una vivienda media de 100 metros cuadrados, puede salir por entre 350 o 380 euros al año.

 

¿Qué porcentaje de viviendas lo tienen?

 

No es muy grande, hay países que están muy por encima de España. Un estudio publicado a primeros de 2018 venía a decir que el 35 % de los hogares españoles no tiene seguro, eso supone alrededor de unos 9 millones de viviendas sin asegurar. Aún hay gente que se gasta 1.000 euros en un móvil de última generación y no le preocupa tener sin asegurar su casa, que es el bien más costoso que se tiene.

 

¿Cuál sería el coste-beneficio?

 

Seguir leyendo...

Últimas publicaciones de Pilar Palop (Ver todas)