Más dinero y menos restricciones para pedir ayudas en el Plan Moves 2020

El director general de Transición Energética del Gobierno de Castilla La Mancha, Manuel Guirao, hace balance del Plan Moves I en la región, una iniciativa del Ministerio para la Transición Ecológica gestionada por las comunidades autónomas el año pasado para promover el transporte sostenible. A Castilla La Mancha se destinaron dos millones de euros. Y así, nos explica, será el próximo Moves II.

 

 

¿Qué balance hacen del desarrollo del primer Plan Moves I en Castilla La Mancha, finalizado el pasado 31 de diciembre?

 

Ha sido una convocatoria extraña. No se han cubierto las expectativas que teníamos porque había algunas barreras que han impedido que se cubra el 100% del presupuesto; nos hemos quedado en el 65%. Entre ellas la del achatarramiento: era obligatorio entregar un coche para la chatarra de más de 10 años y los últimos debía estar a nombre del propietario para conseguir ayudas para comprar uno de energía alternativa.

 

Esto se impuso para intentar evitar que se generara un mercado de compra-venta, pero también ha supuesto que mucha gente que quería comprar su primer vehículo o que tenía uno que aún estaba en un estado razonable no pudiera solicitar la ayuda porque no podía achatarrar.

 

En la última reunión que tuvimos en el Ministerio para preparar un nuevo Plan planteamos este tema y en la nueva convocatoria se va a eliminar esta obligatoriedad, aunque sí se va a tener en cuenta el achatarramiento para conseguir más ayudas. En el último Plan tuvimos 29 solicitudes de particulares para comprar coches y 6 de empresas. En cambio hemos tenido muchas solicitudes para vehículos de gas para el transporte pesado, pero para ellos las ayudas eran muy limitadas, en torno a un 10% del presupuesto total, y no hemos podido cubrir toda la demanda porque precisamente para eso no teníamos dinero.

 

En el nuevo Plan se va a ampliar bastante esta partida para camiones de gas y esto es muy importante para Castilla La Mancha porque tiene mucho transporte por carretera. De hecho el Ministerio ya obliga a que al menos el 10% de las flotas sean de gas, porque para ellos todavía no hay solución eléctrica, que sería aún más limpio.

 

¿Qué otras novedades contemplará ese segundo Plan Moves?

 

 

Una vez terminada la convocatoria, si sobra dinero en una partida se podrá transferir a otra en la que falte. Es una novedad muy importante que nos permitirá gastar todo el presupuesto. En Castilla La Mancha no hemos recibido ni una solicitud para instalar redes de préstamo de bicis ni para establecer planes para el transporte de trabajadores. Y el dinero de esas partidas no se ha podido gastar. Con el primer Plan hemos estado muy encorsetados.

 

¿Cuándo se activará el segundo Plan Moves y cuánto dinero recibirá la región?

 

El dinero procede de los fondos europeos y Castilla La Mancha dispondrá de 2.800.000 euros en el próximo Plan (800.000 más que en 2019). Las comunidades autónomas ya hemos tenido varias reuniones con el Ministerio para presentar nuestras propuestas y ahora se está elaborando el borrador definitivo. Creo que estará listo para finales de abril o mayo.

 

¿Qué prioridad dan a la movilidad sostenible en el Gobierno regional?

 

Le damos muchísima importancia. Tenemos un reto importante con las infraestructuras de los puntos de recarga porque estamos muy por detrás del resto de Europa en cuanto a tener una infraestructuras suficientes para poder ir implementando todo este modelo de transición. Esta es una de las barreras que impide a mucha gente comprarse un vehículo eléctrico; otra es que siguen teniendo un precio elevado, aunque estamos dando ayudas para que se puedan ir adquiriendo. Y otra barrera es que siguen teniendo una autonomía limitada.

 

Estamos en pleno proceso de transición y hay muchos factores y actores que tienen que confluir: el sector industrial ya está incorporando nuevos modelos que cubren mejor las necesidades de los ciudadanos y del comercio. Nosotros tenemos muy claro que la movilidad en un futuro tiene que ser eléctrica, compartida y autónoma. Pero la movilidad no solo es el transporte particular. Buscamos también un cambio modal, que se utilice más el transporte público y otras medidas que va a contemplar la nueva ley de cambio climático que son muy interesantes, como habilitar más zonas en las ciudades para el uso peatonal, de tráfico restringido.

 

SUSPENSO EN PUNTOS DE RECARGA PARA LOS ELÉCTRICOS

Seguir leyendo… »