Luces y sombras en la bajada del paro de marzo

De los 60.332 contratos realizados en Castilla-La Mancha en marzo, 54.635 son temporales.

 

2.160 personas salieron de las listas del paro de Castilla-La Mancha el pasado mes de marzo (1.012 de ellos, en la provincia de Toledo). Es una buena noticia, empañada, sin embargo, por dos motivos fundamentales: que aún quedan 200.487 personas sin empleo en la región -120.660 mujeres y 79.827 hombres- y que más del 90% de las contrataciones realizadas en marzo son de carácter temporal.

 

En Toledo se registraron 71.989 parados, de los que 43.435 son mujeres y 28.554 hombres. Excepto el sector agrario, en el que se ha incrementado el paro, el resto de las actividades económicas ha tenido un saldo positivo, destacando especialmente la bajada del paro en los servicios y en la construcción.

 

El viceconsejero de Empleo de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda, ha calificado los datos de «muy positivos. Se trata de una bajada que es la segunda mayor de la serie histórica, por detrás de la experimentada en 2016, tanto en términos absolutos como relativos. El dato más interesante es el de la variación interanual comparada con el mes de marzo de 2016, ya que el número de parados y paradas ha descendido en 22.835 personas, un 10,23% menos, que es un ritmo de caída del paro interanual más rápido que el del conjunto de la media nacional, y que lleva manteniéndose en todo lo que llevamos de año por encima del 10%, que es un ritmo acelerado”.

 

Buen comportamiento también de la afiliación a la Seguridad Social, con 1.730 afiliados más, “que nos sitúa en 649.913 personas cotizantes”, ha informado Rueda. Con relación a la valoración interanual la afiliación a la Seguridad Social crece un 3,46%, por lo que Castilla-La Mancha cuenta con 21.732 personas afiliadas al sistema más que hace un año.

 

La patronal CECAM ha puesto de manifiesto los buenos datos de la evolución del paro en Castilla-La Mancha, matizando que «es consecuencia de los efectos de la reforma laboral, que favorece que se traslade el crecimiento económico a la creación de empleo».

 

Justo lo contrario opinan los sindicatos UGT y CCOO, para los que es precisamente la reforma laboral la causante de la creciente precarización de los contratos.

 

«Desde UGT Castilla-La Mancha insistimos que los mejores resultados de registro de desempleo siguen guardando relación con la contratación temporal a tiempo parcial y con un efecto desánimo entre los desempleados, en especial los mayores de 55 años. En este sentido el efecto desanimo creciente entre las personas mayores de 55 años ha aumentado debido a la falta de oportunidades de empleo y formación y a la ausencia de políticas activas de empleo centradas en este colectivo. Del total de los contratos en Castilla La Mancha en el mes de marzo 60.332, 54.635 son contratos temporales frente a 5697 indefinidos».

 

Por su parte, CCOO Castilla-La Mancha ha puesto el dedo en la llaga de la desprotección de los desempleados, asegurando que «de las más de 200.000 personas que están en desempleo, más de 108.000 que no perciben ingresos al haber agotado las prestaciones y subsidios por desempleo y que, por tanto, se encuentran en una situación dramática», ha recordado la secretaria regional de Empleo de CCOO CLM, Lola Santillana.