LOS OTROS PACTOS DE GOBIERNO

Las últimas elecciones municipales dejaron más ayuntamientos que nunca sin mayoría absoluta y obligaron a los partidos y a los concejales a alcanzar acuerdos y a entenderse día a día para poder gobernar. Muchas son alianzas que, en principio, pueden sorprender, pero que están funcionando eficazmente diez meses después. Diez alcaldes y concejales de siete partidos distintos cuentan cómo lo consiguen.

El equipo de gobierno de Sonseca.

El equipo de gobierno de Sonseca.

Si hay un pueblo donde los políticos municipales han demostrado que el diálogo y el entendimiento es posible en estos primeros diez meses de legislatura es en Nambroca (4.500 empadronados y mil vecinos más residiendo de hecho). Su ayuntamiento está siendo gobernado entre 4 de los 5 partidos que obtuvieron representación en el pleno.

 

El alcalde es el socialista Víctor Botica y con él forman parte del equipo de gobierno los otros 2 concejales del PSOE, 2 concejales de Ciudadanos, la concejala de IU-Ganemos y el concejal del partido local Amigos de Nambroca. Y éste último, Ángel Sánchez Rosado, asegura que están “funcionando sin ningún problema, infinitamente mejor que antes, cuando gobernaba un solo partido”. (El PP, que se ha quedado solo en la oposición, con 4 representantes).

 

Explica este empresario de profesión que ahora también se encarga de los asuntos medioambientales de Nambroca y de pelear “por crear riqueza y apoyar a las empresas para que puedan crear empleo”, que “todo es cuestión de buena voluntad y de tener el objetivo común de mejorar el pueblo y la calidad de vida de los vecinos, no de tratar de imponerse, ser un soberbio y pensar que lo que tú crees es lo guay”.

 

Y así se organizan:“cada uno nos hemos encargado de lo que sabe o más le gusta: un concejal de Ciudadanos que le atrae mucho el deporte se ha volcado en eso, a la concejala de IU que le preocupan mucho los asuntos sociales está más pendiente de ellos… Y luego las cosas importantes las decidimos entre todos. Unas veces sale la opinión de uno y otras la de otro. Dialogar siempre es bueno, cuando uno piensa que lo sabe todo… malo.”

 

Dice Ángel Sánchez, acostumbrado a llegar a acuerdos con los socios de su empresa, que para él está siendo “super fácil” sacar adelante el ayuntamiento entre 4 partidos, pese a “las limitaciones por los escasos recursos que tenemos”. También ayuda que las relaciones entre el equipo, en su opinión, “son extraordinarias. Yo soy del pueblo de toda la vida y al alcalde, que es mucho más joven que yo, le conozco de siempre y a su familia aún más, pero a un chaval joven de Ciudadanos apenas le conocía y la relación también es estupenda”.

 

PODEMOS, PSOE y CIUDADANOS. Algo parecido cuenta el alcalde de Carranque, Javier Martín, en cuanto a la organización de su equipo de gobierno. Él fue el candidato de Vecinos por Carranque, una candidatura ciudadana en la que se incluyó el círculo local de Podemos, al que él pertenece. Está gobernando con los 3 concejales socialistas y los 2 que se presentaron por Ciudadanos (ambos expulsados del partido por este pacto). En la oposición: los cuatro concejales del PP y el concejal de IU.

 

“En el equipo de gobierno tenemos todos claro que el objetivo es mejorar el pueblo en el que vivimos, donde nuestros hijos van al colegio y tenemos nuestra actividad. Y para conseguirlo sabemos que tenemos que negociar y llegar a acuerdos. Lo hemos asimilado bastante bien y lo estamos haciendo. Creo que ya nos sale de forma natural”, señala este alcalde que se encontró con el ayuntamiento más endeudado de la provincia y con presuntas irregularidades serias del anterior gobierno del PP que se están investigando.

 

A veces, las negociaciones son sencillas: “Nos pusimos de acuerdo muy rápido, al llegar, en que teníamos que solucionar cuanto antes los pagos atrasados a las pequeñas y medianas empresas y también a la Seguridad Social y a Hacienda para poder volver a recibir subvenciones”, pone como ejemplo; y otras veces que son conflictivas y cuestan, como la anulación de los festejos taurinos en las fiestas.

 

Para Javier Martín una de las principales dificultades para entenderse en un ayuntamiento son las presiones que a veces los concejales reciben de sus partidos desde instancias superiores. Recuerda la expulsión de los ediles de Ciudadanos de este partido, “cuando sabían que el anterior gobierno no había hecho las cosas bien. Y ahora sí están negociando ellos a nivel nacional”.

 

“Es muy importante ideológicamente en qué te gastas el dinero”, señala la teniente de alcalde de Sonseca (IU). De ahí, dice, derivan los debates más intensos

 

ENTRE IU Y CIUDADANOS. Con 28 años Víctor Portugués, de IU-Ganemos, es el primer alcalde que no es del PP en Almonacid (880 empadronados). Va a ocupar este cargo los dos primeros años de legislatura; los dos últimos el alcalde será Pedro Vargas, de Ciudadanos. Y con ambos, como teniente de alcalde, el socialista Pedro González. En la oposición, por primera vez en este pueblo, los tres concejales del PP.

 

“Más que un acuerdo entre los tres partidos, yo le llamo un acuerdo amistoso entre vecinos. Estábamos todos descontentos sobre cómo se habían llevado las cosas hasta ahora y en la necesidad de cambiar. Eso fue lo que nos unió”, explica el joven alcalde, que se encarga por las noches de informar a sus vecinos en Facebook de lo que han hecho y cómo va el ayuntamiento.

 

Cuenta que a veces discrepan al tomar decisiones entre los 4 concejales de los tres partidos que forman el equipo de gobierno, “pero hasta ahora ninguna discusión ha sido grave. En un ayuntamiento como éste lo que importa es la gestión del día a día, ir resolviendo los problemas según van viniendo y, además, con muy pocos recursos. Aquí no se deciden cosas que tengan que ver con cuestiones ideológicas”. Ningún concejal del equipo cobra ni un céntimo por su trabajo en el ayuntamiento. El alcalde lamenta que “en este país siga habiendo tantos prejuicios por que uno pertenezca a un partido o a otro”.

PSOE, VOX Y CIUDADANOS. Están gobernando juntos en El Viso de San Juan, con el socialista José Manuel Silgo como alcalde, con Sergio Martín, de VOX, como segundo teniente de alcalde y con Antonio Benavente, de Ciudadanos, como tercero. “Está siendo sencillo porque nuestros programas eran parecidos y durante las negociaciones los unificamos y establecimos unas líneas básicas de actuación: la primera escuchar y atender a todos los ciudadanos, sacar al ayuntamiento del caos económico reduciendo la deuda y pagando a los proveedores, respetar la ley y actuar con la máxima transparencia, que eran cosas que no se estaban haciendo. El PP llevaba 18 años gobernando y el pueblo necesitaba un cambio, aire fresco”, explica María Jiménez, la joven concejala de Empleo y Desarrollo local, de VOX.

 

“Es verdad que cada uno tenemos nuestras siglas, pero todos queremos lo mejor para el pueblo y además hemos congeniado muy bien. Aunque cada uno se encarga de un área, todo lo llevamos entre todos y lo consensuamos. No hemos tenido ningún problema en eso”, cuenta ella, una de las 6 ediles del equipo de gobierno.

 

En la oposición, el PP con 5 concejales. “Parece que 10 meses es poco tiempo, pero hemos hecho muchas cosas, como volver a hacer públicos y bajar los precios de los servicios que el PP había privatizado: la escuela infantil, el centro social polivalente, la piscina, el pabellón… Solo nos queda el abastecimiento de agua y estamos en ello”. Y no es fácil gobernar un pueblo como éste, con 4.400 vecinos empadronados, pero una población real de 8.000 personas repartidas en un núcleo y en numerosas urbanizaciones dispersas.

 

“Las cosas importantes las decidimos entre todos. Unas veces sale la opinión de uno y otras la de otro. Dialogar siempre es bueno. Cuando uno piensa que lo sabe todo… malo”, dice un concejal de Nambroca. Allí gobiernan 4 de los 5 partidos.

 

EL PP Y EL PSOE JUNTOS. Los dos partidos integran el equipo de gobierno en Chozas de Canales, con Ana Baltasar, del Partido Popular, en la alcaldía. “Muy bien nos llevamos, la verdad. No hemos tenido ningún problema”, asegura ella, que también fue elegida con la abstención del concejal de Ciudadanos. “Él no está en el equipo de gobierno, pero nos reunimos con frecuencia con él para consultarle lo que hacemos y acordamos las cosas también con él. ¿Cómo lo hemos conseguido? Porque todos somos gente del pueblo, nos conocemos de siempre y tenemos muy claro que es lo mejor para nuestros vecinos. Todos hemos antepuesto el beneficio del pueblo a los intereses de nuestros partidos”.

 

El equipo de gobierno de Chozas de Canales

El equipo de gobierno de Chozas de Canales

 

El PP tiene tres concejales y el PSOE dos. Entre los logros que han conseguido en estos diez primeros meses de legislatura, Ana Baltasar señala el arreglo de la piscina municipal, que tras cinco veranos cerrada volverá a abrir sus puertas en unos meses, la mejora de un parque o la instalación inminente de un punto limpio. “Estamos haciendo muchas cosas y tenemos la impresión de que los vecinos en general están contentos, menos los de la oposición, claro”.

 

Enfrente tienen a 4 concejales de Queremos, el partido local liderado por el exalcalde Antonio Antúnez, condenado por prevaricación en 2006 y pendiente de otro juicio cuando se celebraron las elecciones en mayo de 2015 (fue absuelto el pasado otoño por ese asunto).

 

El nuevo equipo de gobierno ha logrado, en cualquier caso, imponer sosiego en este municipio, con una vida política convulsa en los últimos años y que inició la legislatura con graves insultos y amenazas a concejales populares y socialistas y a sus familias por ese acuerdo de gobierno.

 

PSOE e IU-GANEMOS. Los dos partidos están gobernando juntos en varios municipios toledanos, empezando por la ciudad de Toledo. La alcaldesa socialista Milagros Tolón contaba en una reciente entrevista a esta revista que la relación con IU “es muy buena. Hasta ahora no ha habido ningún problema, no hay diferencia entre un concejal de un grupo o de otro. Tenemos muy claros cuales son nuestros objetivos. Cuando nos sentamos a negociar vimos que eran prácticamente los mismos: el desarrollo económico de la ciudad y el empleo, apoyar a las personas que peor lo están pasando y la defensa de los servicios públicos”. Los cuatro concejales de IU están integrados en el equipo de gobierno, junto a los 9 del PSOE.

 

Sonseca es otro de estos municipios. El alcalde es el socialista Juan Carlos Palencia; la teniente de alcalde y responsable de asuntos sociales su hermana Margarita, de IU-Ganemos. “No sé qué cambiaría si no fuéramos hermanos”, señala ella, que explica que el tener que llegar permanentemente a acuerdos conlleva muchas veces largas discusiones y tensiones por diferencias ideológicas. “Es muy importante ideológicamente en qué te gastas el dinero”, opina ella, que pone como ejemplo el intenso debate que suscitó en el equipo la financiación y organización de los festejos taurinos de las próximas fiestas. “A veces es un esfuerzo personal grande, pero tiene que ser así. Hay que ceder y tener en cuenta que gobernamos para todos los vecinos”.

 

Para la teniente de alcalde lo mejor de un gobierno en coalición es que impone un mayor control de las decisiones que se toman, del gasto público y de transparencia. “Hasta ahora no hemos podido hacer grandes cosas porque hemos heredado grandes problemas de la anterior legislatura, pero sí hemos cambiado cosas importantes: estamos escuchando a la gente, les estamos facilitando el que participen más y les estamos ofreciendo información”.

 

El joven alcalde de Almonacid (IU) lamenta “que en este país siga habiendo tantos prejuicios por que uno pertenezca a un partido o a otro”. Los dos últimos años de legislatura gobernará Ciudadanos

 

ACUERDOS EN MINORÍA. Sólo tres concejales de Izquierda Unida forman el equipo de gobierno de Santa Cruz de la Zarza (5.000 vecinos). “Son muchas tareas para tan pocos, muchas horas de trabajo”, reconoce el alcalde Tomás Lorenzo Martínez, investido por sorpresa con los votos favorables de los 3 concejales del PSOE, que se mantienen en la oposición junto a 5 del PP. ¿Cómo sacan adelante las decisiones? “Informamos a la oposición de todo lo que hacemos y queremos hacer y buscamos el diálogo y el acuerdo permanentemente con ellos. Hay cuestiones en las que tenemos grandes diferencias, pero hablando te das cuenta que no son tantas, que es mucho más lo que nos une. No digo que sea fácil, pero sinceramente creo que la oposición está haciendo un papel muy positivo y estamos logrando el entendimiento”, dice el alcalde.

 

IU, PSOE y PP, unidos para que una empresa finlandesa se instale en Santa Cruz de la Zarza.

Los concejales de IU, PSOE y PP, unidos para que una empresa finlandesa se instale en Santa Cruz de la Zarza.

El día que se realizaba la entrevista los concejales de IU aprobaron los presupuestos con los votos del PSOE. Y el alcalde, apenas unas horas antes, aún confiaba en contar con el apoyo de los populares. “Se han abstenido en la comisión informativa y yo voy a intentar hasta el final que se sumen al acuerdo”, decía. Finalmente no fue posible.

 

Pero, entre otras cosas, los tres partidos sí se han unido como una piña para conseguir que la empresa de neumáticos finlandesa Nokian Tyres instale en el municipio un circuito de pruebas y un centro tecnológico. “Estamos todos a una. Sabemos que es una cuestión estratégica para nuestro pueblo”. En febrero el alcalde y los concejales Luis Alberto Hernández, por el PSOE, y Román Muñoz, por el PP, se reunieron juntos con directivos de la empresa, el embajador de Finlandia y el presidente del Gobierno regional, Emiliano García Page, para hablar sobre el proyecto.

 

En Quintanar el PSOE está gobernando con 8 concejales, pero “todas las decisiones importantes las consultamos, dialogamos y negociamos con la concejala de Ciudadanos”, señala el alcalde Juan Carlos Navalón. Como los presupuestos que han elaborado acordando punto por punto. A él le parece muy positivo el contar “con otras opiniones y sensibilidades porque siempre enriquecen la acción del gobierno, aunque requiera meditar mucho más las decisiones y tener que ralentizar la acción. No es tan difícil llegar a acuerdos, sobre todo cuando se tienen programas o connotaciones ideológicas similares; con otras fuerzas que no las tienes, entiendo que es más difícil”.

 

Los concejales socialistas y la de Ciudadanos (aunque ella no está integrada en el equipo de gobierno) han logrado, señala este alcalde, desplegar una intensa actividad cultural y deportiva en estos diez meses, una reestructuración organizativa más eficaz del ayuntamiento y consensuar un costoso y necesario plan para mejorar la red de saneamiento. “Los ciudadanos lo que nos piden es que les demos soluciones y más con el clima político actual”, señala Navalón.

 

MOCIÓN DE CENSURA EN ONTÍGOLA

El gobierno local en minoría que apenas aguantó siete meses fue el de Ontígola. El PSOE, con 3 concejales, se había hecho con la alcaldía con el apoyo de la concejala de Ahora Ontígola, el de IU y el de Ciudadanos, que sin embargo no se integraron en el equipo de gobierno y terminaron retirando su confianza a la alcaldesa Engracia Sánchez. La Agrupación de Electores de Ontígola, que ya gobernó el pueblo entre 2007 y 2015, recuperó la alcaldía a finales del pasado enero con una moción de censura apoyada por el concejal del PP y el de Ciudadanos.

 

José Gómez, que vuelve a ser el alcalde, tuvo claro desde el principio que comprometer a los dos concejales de estos partidos en las tareas de gobierno era básico para garantizar la estabilidad del ayuntamiento. Y si no lo consiguió al inicio de la legislatura, explica, fue por los comentarios contra ellos que los socialistas difundieron por el pueblo “y que con el tiempo se ha demostrado que no eran verdad. Por eso ahora sí hemos podido gobernar juntos y en estos dos meses estamos llegando a acuerdos de forma sencilla por el interés del pueblo. La clave es la comunicación entre nosotros y confiar en los técnicos municipales”.

 

Los concejales del nuevo equipo han acordado que van a centrarse sólo en asuntos municipales, al margen de indicaciones externas “que buscan otros intereses que no son los de nuestros vecinos”. Así que nada de mociones, por ejemplo, que tengan que ver con cuestiones nacionales o ideológicas en este pueblo en el que viven 6.500 vecinos.

Seguir leyendo… »