LOS DAÑOS FRONTALES DEL NO A LOS PRESUPUESTOS

El camino marcado por el Gobierno de Castilla-La Mancha para salir de la crisis, recuperar el estado de Bienestar y reanudar el crecimiento económico y del empleo se ha topado con un obstáculo tan inesperado como previsible: la inestabilidad política. El rechazo a los Presupuestos Generales de la región para 2017 por parte del PP y de Podemos (que rompió súbitamente el acuerdo) deja en suspenso los gastos más comprometidos.

Decenas de colectivos se ven perjudicados por el bloqueo presupuestario. En la foto, representantes de asociaciones de discapacitados con la consejera de Bienestar Social.

 

Nos va a costar sacarnos el puñal que nos han clavado por la espalda”, reconocía el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, unos días después de que las Cortes de Castilla-La Mancha -en su sesión plenaria del 7 de abril- rechazaran la Ley de Presupuestos Generales para 2017 con el sorpresivo ‘no’ de los dos diputados de Podemos que se sumaron a los 16 negativos de los parlamentarios del PP.

 

Desde entonces, García-Page admite que “Castilla-La Mancha vive un momento singular, porque numerosos colectivos se van a ver gravemente afectados. La no aprobación de los Presupuestos va a poner en peligro los intereses, la salud o los servicios esenciales de la gente… lo que está en juego es la vida de las personas”, ha asegurado en varias intervenciones públicas, dibujando, al igual que lo han hecho todos sus consejeros, un panorama desolador.

 

Seguir leyendo...