Los barrenderos de la ciberbasura

Dolores Cospedal aplica una vieja fórmula de los republicanos norteamericanos consistente en convertir el insulto en titulares de prensa y elevar a la quinta esencia del despropósito el desgaste personal como arma política de destrucción masiva. Y es verdad que durante la época de José María Barreda, metido en un “frasquito de alcohol” por sus más inmediatos colaboradores, convencidos como estaban de que aislándolo del mundanal periodismo evitarían su desgaste, cuando estaba más quemado que el cenicero de un bingo, o que el palo de un churrero, le funcionó y la erosión personal

Seguir leyendo...