Los 96.288 contratos firmados en junio sacan del paro a 9.261 personas en Castilla-La Mancha

Fábrica del Grupo Tello en Totanés, a la que se incorporarán entre 150 y 200 trabajadores más en los próximos meses.

 

El verano le sienta bien al empleo. Junio ha registrado 178.922 desempleados (110.700 mujeres y 68.222 hombres) en las oficinas de empleo de Castilla-La Mancha en junio, son 9.261 menos que en mayo y 14.207 menos que cuando comenzó el año. Las cinco provincias de la región han reducido su cifra de paro y lo han hecho gracias al fuerte volumen de contratación, que ha alcanzado, en la suma regional, los 96.288 contratos en el último mes.

 

En Toledo las listas del paro han sumado 65.041 desempleados (40.354 mujers y 24.687 hombres), 3.197 menos que en mayo y  4.953 menos que a comienzos de 2017.

 

Tanto en el ámbito regional como en el provincial, las mayores reducciones del desempleo se han registrado en el sector servicios, seguido de la industria y la agricultura. La  construcción mantiene un ritmo más bajo de contratación.

 

Demasiada temporalidad 

De los 96.288 contratos realizados (17.290 más que en mayo), únicamente 4.809 son indefinidos frente a 91.479 temporales. En Toledo se han firmado 24.681 contratos en junio, de los que 1.688 son indefinidos y 22.993 temporales.

 

La brevedad de los contratos y los bajos salarios son las grandes debilidades del mercado laboral. En el primer semestre del año se han hecho 405.082 contratos de trabajo en Castilla-La Mancha, pero sólo han permitido sacar del desempleo a  14.207 personas. En la provincia de Toledo se han firmado 112.525 contratos de trabajo en seis meses, pero más del 92% ha sido de muy corta duración.

 

Por otra parte, más de la mitad de los desempleados de la región está desprotegido. En el último mes 81.920 desempleados cobraron prestación (26.934 contributivas y el resto subsidios), mientras que 97.002 personas en paro registradas en las oficinas de empleo no percibieron ningún tipo de ayuda.

 

El mejor momento de empleo desde octubre de 2009

Desde octubre de 2009 Castilla-La Mancha no había logrado rebajar su cifra de parados por debajo de los 180.000. Lo ha logrado este mes de junio y el hecho lo ha querido poner de manifiesto la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha hecho la lectura más positiva de la evolución del empleo en la región.

 

La afiliación a la Seguridad Social crece más de un 2%, con 13.740 afiliados más al sistema que en el mes de mayo, muy por encima del crecimiento medio nacional (que es de un 0,48%)”, detalla Franco. «Desde que gobierna Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha hay 36.303 personas menos inscritas en las oficinas de empleo, el 36% de mujeres, lo que supone un descenso del paro registrado del 17%. De ese dato 10.817 son menores de 30 años, lo que indica que el paro juvenil ha bajado más de un 25%”, ha apuntado la consejera, que recuerda que  «el Plan Extraordinario por el Empleo ha beneficiado a más de 32.300 personas, de ellas más de 6.200 jóvenes. Todo el descenso de paro que se ha producido estos dos últimos años se ha traducido en creación de empleo. La afiliación a la Seguridad Social ha crecido en este mismo periodo en 37.579 personas, lo que está por encima del descenso de paro que se ha registrado”.

 

Una lectura más negativa hace UGT Castilla-La Mancha: «Insistimos que los mejores resultados de registro de desempleo siguen guardando relación con la contratación temporal a tiempo parcial y con un efecto desánimo entre los desempleados».