Los 81.124 contratos de julio alivian el paro en Castilla-La Mancha

La industria regional rebaja su cifra de paro y genera en julio 44.698 contratos de trabajo.

 

Durante el mes de julio 186.107 personas estaban sin trabajo en Castilla-La Mancha, una cifra que tiene diferente lectura si se compara con la registrada el mes anterior o si se hace con la de julio del año pasado. Con respecto a junio, las cosas han mejorado: 1.625 desempleados menos en la región; con respecto al mismo mes de 2019, el paro se ha incrementado en 23.072 personas. Este deterioro interanual del empleo tiene su explicación en el tremendo impacto que ha provocado en la economía la pandemia de coronavirus.

 

 

De los 186.107 parados en busca activa de empleo, 116.864 son mujeres y 69.243 hombres, lo que supone que la brecha de género en el mercado laboral se agranda un poco más. En julio salieron de paro 1.336 hombres, frente a 289 mujeres. Una brecha que se observa también en la contratación mensual: 47.926 varones y 33.198 mujeres consiguieron un contrato de trabajo en julio.

 

Cuatro de las cinco las provincias de Castilla-La Mancha han tenido buen comportamiento del empleo en julio: Toledo, con 68.839 parados, rebaja su cifra en 985; Ciudad Real saca del desempleo a 618 personas y suma 51.681 parados; Cuenca, con 13.665 parados, registra 90 menos, y Guadalajara reduce en 75 su paro y que queda en 18.143. Únicamente Albacete aumenta, en 143, su número de desempleados, hasta alcanzar los 143.

 

Todos los sectores económicos han mejorado su situación laboral, excepto la agricultura, que con el fin de campañas como la del ajo ha elevado el desempleo un 6’47%, hasta sumar 15.931 trabajadores en paro.

 

Por el contrario la industria ha rebajado su cifra de parados más de un 3% y alcanza los 17.604. En la construcción hay inscritos en Castilla-La Mancha 13.425 desempleados, un 3’85 menos que en junio. El sector servicios reduce más moderadamente el paro, en un 1’74%, y se queda con 124.358 trabajadores desempleados.

 

Durante el mes de julio las actividades relacionadas con servicios, fundamentalmente hostelería y comercio, generaron 44.698 contratos de trabajo en Castilla-La Mancha. La agricultura realizó 21.326 nuevas contrataciones; la industria 10.819 y la construcción 4.281.

 

De los 81.124 contratos firmados en julio, 74.088 tienen carácter temporal, mientras que únicamente 7.036 son indefinidos.

 

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha valorado positivamente la evolución del desempleo en el mes de julio, poniendo en valor el incremento de la afiliación a la Seguridad Social en 6.132 trabajadores más, lo que hace que sean 705.600 los cotizantes en Castilla-La Mancha (de los que 148.678  son autónomos). Y aunque la consejera reconoce que son 13.450 cotizantes menos que hace un año, destaca que el comportamiento de la región ha sido mejor que en la media española.

 

Por su parte, CCOO Castilla-La Mancha recuerda que a 31 de julio en Castilla-La Mancha aún hay 25.257 personas que permanecen en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), aunque valora positivamente una caída del desempleo que pone de manifiesto la paulatina recuperación de la actividad económica. El sindicato estima que el efecto de la pandemia en el paro registrado en Castilla-La Mancha está en torno al 15%, lo que supone que en la región en julio hay unas 24.000 personas en paro por la crisis sanitaria.

 

Seguir leyendo… »