Las mejores ocasiones van sobre ruedas

La revolución en el sector del automóvil no sólo ha llegado a la tecnología y al diseño, también al precio (a la baja) y a las nuevas opciones de compra, alquiler y financiación. Con las facilidades de pago que ofrecen todas las marcas, es posible satisfacer una necesidad y darse un capricho.

La revolución en el sector del automóvil no sólo ha llegado a la tecnología y al diseño, también al precio (a la baja) y a las nuevas opciones de compra, alquiler y financiación. Con las facilidades de pago que ofrecen todas las marcas, es posible satisfacer una necesidad y darse un capricho.

 

Cincuenta y uno de cada cien encuestados por el Observatorio Cetelen del Motor 2018 están pensando cambiar de coche en los próximos doce meses. El 89% de ellos quiere comprar uno nuevo, para lo que tienen previsto hacer un gasto medio de 22.360 euros; un 11% tiene claro que comprará un coche de ocasión, con un presupuesto medio de 13.560 euros. El 68% de quienes van a comprar a corto plazo un automóvil lo harán a través de una financiación. El 90% de los conductores desea tener un coche en propiedad, aunque la fórmula del alquiler con opción a compra gana terreno.

 

Uno de los datos más novedosos que incluye el Observatorio Cetelem del Motor este año es que más del 50% de los jóvenes de entre 18 y 24 años se decanta por el renting, una modalidad que permite el acceso a un automóvil en alquiler con una cuota mensual moderada y sin ningún gasto de mantenimiento ni de impuestos. En todos los tramos de edad, a la hora de elegir coche los cuatro requisitos más importantes son: la relación calidad-precio (para el 82% de los encuestados), la seguridad, la fiabilidad de la marca y el diseño novedoso.

 

Frente a esta potencial demanda y sus exigencias hay una oferta preparada para satisfacer todas las necesidades. Y es que el sector del automóvil no sólo ha acelerado en innovación, tecnología y diseño de sus modelos, sino que también está siendo muy dinámico a la hora de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y a los nuevos tipos de consumidores. Todo ello en un contexto aún marcado por las secuelas de la crisis económica.

Seguir leyendo... Seguir leyendo… »

 

De momento, en los tres primeros meses del año la compra-venta de coches ha empezado a un ritmo suave. Los concesionarios de Castilla-La Mancha han matriculado entre enero y marzo 9.481 turismos, lo que supone un 4’6% más que en el primer trimestre de 2017 (en la provincia de Toledo se han matriculado 4.479, un crecimiento del 2’71% con respecto al mismo trimestre del año pasado). Son incrementos inferiores al registrado a nivel nacional, con un aumento medio de las matriculaciones del 10’5%.

 

En cuanto a vehículos de ocasión, se han adquirido 30.842 en Castilla-La Mancha en los tres últimos meses, lo que supone un incremento de más del 24%, por encima del aumento de las ventas de ocasión en la media estatal, que ha sido del 17’8%

¿Que el 76% haya comprado un coche en el mercado de ocasión frente al 23% que lo ha comprado nuevo es una clara consecuencia de la crisis económica? Responde a esta pregunta María Ángeles Martínez, presidenta la Federación de Talleres y Concesionarios de Vehículos de Castilla-La Mancha (es también presidenta de la Cámara de Comercio de Toledo). “En Europa se venden 2’7 vehículos de ocasión por cada uno nuevo. La crisis ha hecho que no lleguemos aquí a esas cifras, pero hay que decir que dentro de los vehículos de ocasión hay una gama amplísima de modelos, de calidad y de precios, y que estas ventas vayan bien está ayudando mucho a los concesionarios y a los talleres”, valora Mª Ángeles Martínez. “Dentro de los vehículos de ocasión, los más demandados están siendo los que tienen entre uno y tres años, aunque -también como consecuencia de la crisis- se están vendiendo coches con ocho o más años porque son muy económicos”.

 

La presidenta del gremio de concesionarios y talleres considera que éste debería ser un buen momento para cambiar de coche, por la enorme variedad que ofrece el mercado, por los precios y “por seguridad. El 45% de los vehículos que están circulando por nuestras carreteras tienen más de doce años de antigüedad, incluso estamos dando de baja coches con 20 o 25 años. No sólo es un peligro, sino que además son vehículos mucho más contaminantes que los actuales modelos. Está haciendo falta una renovación de nuestro parque automovilístico”.

 

De momento no hay ayudas estatales como las que mantuvo el Gobierno desde 2012 hasta 2016 (con un presupuesto público global de 1.115 millones de euros, que ayudó a mantener a flote al sector de la automoción en plena crisis). Y las subvenciones dirigidas en exclusiva a la adquisición de los eléctricos aún no se han aprobado, después de que las últimas se agotaran en 24 horas. Todos los concesionarios consultados por esta revista consideran que las ayudas estatales no son tan relevantes como pudiera parecer.

 

Los precios de los coches son ahora más baratos que hace quince años, esto es así en un gran porcentaje porque han bajado los impuestos (generan menos emisiones contaminantes y gravan menos); asegura Mª Ángeles Martínez. Son más baratos llevando mucho más y mejor equipamiento. Todas las marcas están ofreciendo descuentos reales que pueden estar entre los 4.000 y los 6.000 euros”.

 

Nuevos tiempos para la financiación

Entre los diez coches más vendidos en lo que va de año, los precios oscilan desde los 6.550 euros (Sandero) hasta los 18.541 euros (Qasqai) euros. “En la provincia de Toledo sigue siendo muy fuerte la venta de vehículos de ocasión, por la crisis. Quizá la mitad de los clientes viene al concesionario a ver un coche matriculado, reconoce Julio López, del departamento comercial de Tolcar, concesionario de Citroën en Toledo. Pero comprar uno nuevo tiene hoy muchas opciones, porque la financiación es mucho más flexible y adaptada a las necesidades del cliente en cada momento”.

 

“El cliente particular puede hacer financiación lineal, que es la de toda la vida, o la financiación alternativa, que le permite pagar cuotas pequeñas -de 60 o 100 euros- durante cuatro años, dando una entrada y dejando una cuota final de valor residual de entre el 40 y el 50%. Pero si pasados los cuatro años el cliente no se queda con el coche porque quiere cambiar lo devuelve y no tiene que hacer frente a esa última cuota. La financiación alternativa cada vez se hace más”, explica Julio López.

 

Financiación ‘Alternative’ es la que ofrecen en Mercedes-Benz para todos sus modelos. Miguel Ángel Galán, del departamento comercial de Autokrator, concesionario de Mercedes-Benz en Toledo, explica que “se ofrece una opción de alquiler compra con tres oportunidades a la hora del vencimiento de contrato. No es preciso dar entrada y cuando llega el vencimiento te quedas con el coche, o lo devuelves. Si lo recompras se puede volver a financiar, con lo que durante todo el proceso las cuotas son muy asequibles. Es una opción para coches nuevos y de menos de dos años. La ventaja de este sistema es que además de que la cuota es muy asequible, se adapta a las circunstancias de cada uno. Ahora nos cambia más la vida a la hora de traslados por trabajo, por la familia… comprar al contado o con préstamos es más esclavo”.

 

Financiación ‘Easy Credit’ es la que ofrece Peugeot para adaptarse a las circunstancias del comprador de hoy. “Para empezar hay que decir que, al contrario de lo que ocurrió durante la crisis, ahora es más fácil conseguir financiación y además los porcentajes de intereses y comisiones son mucho más bajos, reconoce Mª Ángeles Martínez, de Bonilla Motor, concesionario de Peugeot en Toledo. Con la financiación personalizada, se puede dar una entrada o no, financiarlo a 36 o 48 meses y pagar una cuota mensual de 150 euros; cuando se llega a la cuota final se puede pagar lo que queda pendiente, se puede volver a refinanciar o se puede devolver el coche. Para los jóvenes es una buena opción”.

 

María Miján, asesora comercial de Hyundai

‘Solución Flexible’ es la apuesta financiera de Hyundai. Nos la detalla María Miján, asesora comercial de Gidecar, concesionario de Hyundai en Toledo. “Financiamos el coche a tres o cuatro años, dejamos una cuota final y decidimos si nos vamos a quedar con el coche, si lo devolvemos -en cuyo caso no se paga la cuota final- o si seguimos con él y lo volvemos a financiar. Es una financiación sólo para coches nuevos y no es indispensable dar una entrada. Las principales ventajas son la comodidad de pago, el tener siempre controlado el gasto del coche (porque el mantenimiento va incluido hasta cinco años) y el que se adapta a las circunstancias cambiantes del comprador en caso de que necesite otro tipo de coche. En realidad, esta financiación es el punto fuerte de Hyundai”.

 

Aunque el 90% de los conductores prefiere tener el coche en propiedad, cada vez es más aceptado el renting, la modalidad de alquiler que aunque es más ventajosa para empresas y autónomos ya ha llegado también a los particulares. “El 70% de los autónomos prefiere el renting, comenta Julio López. Este sistema funciona muy bien para empresas porque se despreocupan del mantenimiento, que va incluido en la cuota mensual, y fiscalmente se lo pueden desgravar. En España tenemos aún muy arraigado el sentido de la propiedad, aunque cada vez va conociéndose más el renting: no tienes ningún gasto extra y dentro de cuatro años lo cambias por otro. Son cuotas sin sobresaltos”.  

 

Mª ÁNGELES MARTÍNEZ, PRESIDENTA DE TALLERES Y CONCESIONARIOS: “NOS FALTAN MECÁNICOS, PINTORES, CHAPISTAS…”

Mª Angeles Martínez, presidenta de la Federación de Empresarios de Talleres y Concesionarios de Castilla-La Mancha.

 

El sector de la automoción es uno de los motores de la economía y del empleo. También en nuestra región, y especialmente en Toledo, la provincia más dinámica en la compra-venta de vehículos. “En Toledo vendemos la mitad de los coches que se venden en la región”, asegura la presidenta del sector de Talleres y Concesionarios, Mª Ángeles Martínez.

 

También es la provincia donde mayor concentración de concesionarios y talleres se mantienen activos. En Castilla-La Mancha se estima que hay unas 3.750 empresas dedicadas al automóvil, con unos 10.000 trabajadores. Y aunque el sector se ha resentido de la crisis, que ha provocado que el 80% de las marcas cambien de manos en la región, las plantillas se han estabilizado.

 

Fuimos el sector que más caímos después de la construcción durante la crisis y ahora también somos un indicador de la recuperación de la economía, comenta Martínez. Hay que recordar que en 2007, año cumbre del sector, se matricularon 1.730.000 coches, y a partir de ahí vinieron años de caída, llegando a los 750.000 al año. En una economía razonable se habla de que lo normal es que haya entre 1.200.000 y 1.300.000 matriculaciones, y en 2017 ya se matricularon en todo el país 1.234.931. Para 2018 se espera un incremento del 5 ó 6%, que es bastante aceptable. Llevamos más de dos años y medio sin caídas -pese a no tener los planes PIVE- y esto ya es positivo”.

 

Uno de los problemas que inquieta a este gremio es la falta de trabajadores especializados. “Es una pena decir que teniendo tanto paro como tenemos, sin embargo en nuestro sector falta empleo, esta es la pura realidad, asegura Martínez. En nuestras empresas se ofrece empleo indefinido, estable… porque no interesa hacer contratos cortos, pero no encontramos los perfiles profesionales que necesitamos, especialmente mecánicos, pintores y chapistas. En este sector los cambios van muy rápidos, tanto en los procesos de trabajo como en los talleres, y necesitamos personal. Es un problema grave que se va a ir agravando, porque vemos que en la formación profesional nos queda mucho camino por recorrer, no está adaptada a las necesidades reales de las empresas”.

 

Otro problema contra el que lucha esta asociación es el de la economía sumergida en el sector, los talleres ilegales.