Las contrataciones del verano reducen el paro en Castilla-La Mancha, que aún tiene 221.800 personas sin trabajo

Los contratos del verano han reducido el paro

Los contratos del verano han reducido el paro.

 

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2016 ha contabilizado en Castilla-La Mancha 221.800 desempleados, de los que 112.900 son mujeres y 108.900 hombres. Este dato indica que el 22’67% de la población activa no tiene trabajo. En la provincia de Toledo, la cifra de parados entre julio y septiembre ha sido de una media de 81.500, 42.900 mujeres (el 29’71% de tasa de paro femenina) y 38.600 hombres (20’22% tasa de paro masculina).

 

Las contrataciones durante los meses del verano, especialmente del sector servicios y de la agricultura, han aliviado el desempleo en la región, aunque se ha mantenido una tendencia positiva en el último año, con 23.100 parados menos.

 

La consejera de Economía y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha hecho un balance del empleo desde que comenzó la legislatura que preside el socialista Emiliano García-Page, y ha destacado que se ha producido ya “un regreso a niveles de ocupación y de tasa de paro del año 2011 en Castilla-La Mancha, el número de personas desempleadas alcanza el que había en el cuarto trimestre de 2010. Esta EPA muestra una fotografía distinta que habla de nuestro mercado laboral con 44.800 personas desempleadas menos en la región, en esta Legislatura, con 35.700 ocupados más, así como un descenso en la tasa de paro general en 4,3 puntos, hasta el 22,67%, un total de 8.200 hogares menos con todos sus miembros en paro, y un descenso del paro de larga duración de más de un 24 %”.

 

En cuanto a los datos de EPA de este trimestre, la consejera ha señalado que sube la ocupación en 8.400 personas, baja el paro en 13.500 personas y baja la tasa de paro en 1,2 puntos, ligeramente por encima de la media nacional. Además, sube la ocupación en todos los sectores, salvo en el de la Construcción, y, por provincias, destaca el comportamiento de Toledo y Ciudad Real, donde la ocupación crece en 6.800 y 4.600 personas respectivamente.

 

Sin embargo, la tasa de paro sigue muy elevada, especialmente entre los jóvenes, con un 47,46 % sin empleo, y las mujeres. Aún se contabilizan  69.700 hogares en los que todos sus miembros están en paro.  “Por lo que tenemos que seguir trabajando”, ha reconocido la consejera de Empleo, no sin antes destacar los efectos beneficiosos del Plan Extraordinario de Empleo que se puso en marcha en Castilla-La Mancha en octubre de 2015.

 

“El Plan, como ya avanzó  el presidente Emiliano García-Page, ha beneficiado ya a más de 20.500 personas, y cuenta con una ejecución presupuestaria de más de 70 millones de euros. De esos beneficiarios,  más de 6.900 personas son de la provincia de Toledo, más de 5.700 de Ciudad Real, cerca de 4.500 de Albacete, más de 1.700 de Cuenca y cerca de 1.600 de Guadalajara. Desde el comienzo de esta legislatura, hemos invertido en políticas activas de empleo más de 110 millones de euros, de los que más del 90 % van destinados a personas que a día de hoy no tienen un empleo, lo que supone que más de 30.000 personas desempleadas han tenido una oportunidad de empleo o formación gracias a estas políticas”, ha recordado Patricia Franco.