Las condiciones de vida de los castellano-manchegos, entre las más duras del país

Cientos de ciudadanos hacen cola para recoger alimentos en la ONG de Cipriano Amigo de los Pobres, en Toledo.

 

Castilla-La Mancha continúa señalada en rojo en el mapa de la pobreza y las duras condiciones de vida. Casi 32 de cada 100 ciudadanos de la región están en riesgo de pobreza, frente a una media nacional del 22’3%, lo que sitúa a Castilla-La Mancha en la tercera región española con mayor tasa de riesgo de pobreza, por detrás de Andalucía y Canarias (y de la ciudad de Melilla).

 

Según datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), basados en cifras de ingresos y gastos de las familias en 2015, la media de ingresos de los hogares españoles es de 26.730 euros al año, cifra que cae hasta los 17.238 euros al año en los hogares de Castilla-La Mancha (la quinta Comunidad Autónoma por la cola de ingresos en los hogares).

 

Los ingresos netos por persona se estiman en los 10.707 euros al año de media en España, pero en el caso de los castellano-manchegos es de 8.209 euros al año, también entre los más bajos del país.

 

Las condiciones de vida son más duras en nuestra Comunidad. El 42,3% de los hogares no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año, el 36,4% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, el 13,2% de las familias se retrasa en los pagos relacionados con la vivienda (hipoteca, recibos de gas y luz, etc.) y el 14,7 de los hogares reconoce llegar “con muchas dificultades a finales de mes”.