Las chicas y los chicos de La Dolores

Las chicas y los chicos de La Dolores se han echado al monte de la explanada de Gilitos y se han puesto tras una pancarta en la que se podía leer (y no es coña): “El fracasado Gobierno PSOE-Podemos silencia las Cortes”.

 

¿Fracasado? ¿Mordazas? ¿Pero cuándo hemos estado los manchegos, los serranos y los alcarreños mejor que ahora? ¿Pero las chicas y los chicos de La Dolores no recuerdan ya aquella famosa “Dieta Cospedal”, que nos dejó a los castellano – manchegos más tiesos que una tarjeta de crédito a final de mes,

 

mientras su mentora se mercaba por la “face” un casoplón en Los Cigarrales, valorado en 2,4 millones de euros, y su amado Nacho llenaba su buchaca con 7.000 pavos mensuales del banco de su amigo Manuel Menéndez, sin saber muy bien en concepto de qué, según denunciaron los sindicatos? ¡Fracasado! Ahora que se han vuelto a reabrir los colegios rurales. Ahora que se han reanudado las obras de construcción de los hospitales paralizadas por vuestra Dolores; readmitido a médicos y profesores y centenares de funcionarios han vuelto a la Adminsitración, enviados en su día a la puta calle por la que no tardó ni un segundo en abandonar la patera manchega y cruzar el Tajo para continuar viviendo de la sopa boba, gracias a su condición de diputada nacional del PP por Toledo (además de su sueldo, cobra todos los meses 1.800 eurazos, no sujetos a retención fiscal, en concepto de indemnización por residir fuera de Madrid, cuando duerme y es copropietaria de una vivienda de lujo en la famosa Milla de Oro de la capital de España).

 

Hay que tener mucho morro de bellota montanera para acusar al presidente de las Cortes de silenciar a la oposición, cuya sucursal jerónima sacó de la chistera rancia y casposa la tristemente conocida como “ley mordaza”, por la que aún hoy encarcelan a cantantes, multan a jóvenes que se manifiestan o miran de “forma despectiva” a un policía. Las chicas y los chicos de La Dolores ya no se acuerdan cuándo siendo Vicente Tirado (que evitó salir en la foto pancartera, certera decisión) presidente de las Cortes expulsó del pleno a Josele Caballero porque el diputado socialista lamentó el desproporcionado contingente de policías que custodiaban el cigarral de la jefa. Una vergüenza nacional que los sindicatos pusieron en conocimiento de la ciudadanía. ¡Pero criaturas! no os dais cuenta que la hemeroteca, igual que el algodón, no engaña. ¿Pero no os acordáis del ínclito ex delegado del Gobierno, el tal José Julián Gregorio, presidente del PP toledano para suplicio y lamento de sus militantes, que sancionaba más que los agentes de la ORA de Toledo, que de tanto teclear ya tienen callos en los dedos índice y pulgar (cómo será que por la cabeza de algún controlador pasa reivindicar como enfermedad laboral el dolor táctil).

 

No, Guarinos, querida, por ahí no. Deberías protestar por otras cosas. Por ejemplo, por la posibilidad de que el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, pueda convertirse en subdelegado del Gobierno en tu tierra (Guadalajara), y eso que vuestra joyita actual, Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, es una máquina de destruir votos y de repartir estopa (que se lo pregunten a “Los 5 del Buero”), pero no tanto como el socialista azudense, que dijo hablar en nombre de Pedro Sánchez cuando se enfrentó en primarias a “Emi El Campeador”. Sin comentarios; aunque, eso sí, estad atentas, chicas y chicos de La Dolores, porque a lo mejor Magdalena Valerio, su muleta política contra Page, lo ficha para el Ministerio de Trabajo. Eso sí que sería para salir con pancartas y clamar al cielo.

 

De verdad, tenéis que tomaros más en serio vuestro curro y dejaros de mamandurrias, que diría la marquesa consorte, escapista de guindillas y hoy retirada en los palacios primaverales de Plaza España, y diseñar estrategias donde los ciudadanos podamos ver algo más que postureo, porque en vuestras filas hay gente con mucha valía, como Carlos Velázquez, Claudia Alonso, o…¡bueno!, eso, que tenéis más banquillo que Arabia Saudi en este mundial futbolero. Aprovechadlo y utilizar esa mordaza que denunciáis para enmudecer, cuan bardo de Astérix, a Núñez, Cañizares o Merino, por citar sólo tres nombres. Mirad. Reconozco que como periodista os prefiero a vosotras, chicas y chicos de La Dolores, antes que a la “pandilla de los riveritis”, porque a vosotros se os ve venir, como elefante en cacharrería, cierto, pero se os divisa desde el Cerro Calderico; se huele vuestra presencia atmosférica como si de una estampida de trolls se tratara, mientras que los autómatas de Albert se mantienen agazapados en la ambigüedad e indefinición política. Y eso sí que es onírico y preocupante.

 

Vosotras y vosotros a lo vuestro: a dar titulares gurtelianos para alimentar a la canallesca.

[/expand][/restrict]