La vendimia alarga el empleo de verano

 

La campaña de vendimia se ha adelantado en Castilla-La Mancha y una buena parte de las contrataciones se han producido en el mes de agosto, lo que ha provocado que el paro disminuya en 1.648 personas en el sector agrario. Este buen dato ha sostenido la creación de empleo en la región durante el pasado mes, con un descenso global de 307 desempleados respecto a julio.

 

177.716 personas están registradas como desempleadas en Castilla-La Mancha, de las que 110.728 son mujeres y 66.988 hombres. Respecto al año anterior, la cifra de parados se ha reducido en 16.147 personas, pero aún queda lejos de la contabilizada en agosto de 2008 (con la crisis económica ya iniciada), que fue de 113.435 desempleados.

 

La misma tendencia se observa en la provincia de Toledo, que registraba el pasado mes de agosto 63.786 desempleados, 39.988 mujeres y 23.798 hombres. Son 5.468 parados menos en hace un año, pero siguen siendo casi el doble de los registrados en agosto de 2008, cuando se contabilizaban 37.871 desempleados en la provincia.

 

Más de medio millón de contratos en ocho meses

Con los 78.638 contratos de trabajo firmados en Castilla-La Mancha en agosto, en lo que va de año se han registrado 572.916 contratos (155.244 de ellos en Toledo).

El 93’61% de los contratos han tenido carácter temporal y prácticamente la mitad de los contratos indefinidos (el poco más del 6% restante) son de jornada parcial, no completa.

 

Más de la mitad de los parados, sin protección social

De los 177.716 parados registrados en agosto, únicamente 82.320 cobraron prestación o subsidio por desempleo, mientras que 95.396 están fuera de cualquier tipo de cobertura económica social.