LA SEMANA SANTA, EN CARTEL

El primer paso de la Semana Santa es su cartel. Analizamos los más curiosos de la Pasión toledana desde 1953

Cartel anunciador de la Semana Santa de Toledo de 1953

Cartel de 1991

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toledo, en su Semana Santa, ofrece: el marco de sus callejas, con los desfiles procesionales; su Catedral incomparable, con la austera y grandiosa solemnidad de los cultos conmemorativos de la Pasión y Muerte de Cristo Redentor”; éste era el reclamo del cartel de la Semana Santa toledana de 1957, uno de los pocos protagonizados por una imagen de la Dolorosa.

 

 

En los años ‘50 del siglo pasado, el ayuntamiento de Toledo ya aprovechaba los carteles anunciadores de la Semana Santa para invitar, a la vez que al rezo y la devoción, a conocer el patrimonio artístico de la ciudad. En la interesante colección de carteles que conserva y tiene digitalizados el Archivo Municipal de Toledo, se observa como en todos ellos es prácticamente constante la elección de una imagen representativa de la Pasión de Cristo integrada en los monumentos, calles, cobertizos o puentes de la ciudad.

 

Pintores toledanos como Juan José Morera Garrido, Maeso o Tomás Camarero están entre los autores del cartelismo de la Semana Santa

 

Impulsar el turismo y ensalzar las tradiciones patrias han sido objetivos en el cartelismo local de prácticamente todo el siglo XX (el más antiguo de Semana Santa que conserva el Archivo Municipal es el de 1953, en el que ya aparece un bello montaje fotográfico con el Cristo de la Vega sobre la catedral y otras iglesias).

 

“Desde que en 1928 se funda en España el Patronato Nacional de Turismo, el cartel tuvo un papel fundamental en iniciar al turista, tanto español como extranjero, en la variedad cultural española y sus atractivos. Así siguió siendo también después de la guerra civil. Como los motivos son fundamentalmente propagandísticos, son sobre todo los fotógrafos los encargados de la parte de ilustración de los carteles, y no tanto diseñadores gráficos o ilustradores”, analiza la ilustradora Stefania Se Novillo (Villacañas, 1972).

Miembro de la Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid y ex alumna de la Escuela de Arte de Toledo -donde expone actualmente sus últimos trabajos-, Stefania observa que los carteles toledanos de los años 50 y 60 están dirigidos por la oficina de Turismo, “de ahí que sean montajes fotográficos o fotos de lienzos o tablas pictóricas de templos emblemáticos de Toledo. Así, en el de 1957 se elige una foto de la ‘Dolorosa’ de Divino Morales, un lienzo que se encuentra en la Catedral de Toledo. Para los de 1959 y 1965 se pone la foto de una tabla, de Fernando Gallego, ‘Coronación de Espinas’, de la que afortunadamente podemos gozar en el Museo del Greco. En 1960, una obra de Juan de Borgoña, que está en el convento de San Juan de la Penitencia”.

 

“El único cartel verdaderamente vanguardista, que respeta lo que realmente es el cartelismo y sus bases, es el de 1969, firmado por el artista Romero Carrión, un pintor que luchó por renovar y actualizar la cultura toledana. Fue profesor de dibujo artístico y concejal de cultura de Toledo (murió a los 41 años)”.

 

En los años ‘70 y ‘80 los carteles de Semana Santa ya están más dominados por las ilustraciones a todo color, con creaciones de artistas locales, algunos con influencias del cómic y de la estética del momento. Pero a partir de los años ‘90 la fotografía toma el control del cartelismo, pero nuevamente con la ciudad compartiendo protagonismo con la imaginería, procesiones y personajes de la Semana Santa.

 

TIPOGRAFÍA VISIGÓTICA MOZÁRABE

La tipografía es uno de los elementos fundamentales del cartelismo. “Y en este aspecto tampoco se distingue el cartelismo toledano, que no presenta prácticamente ninguna evolución, opina Stefanía. Se mantiene casi invariable la tipografía visigótica mozárabe, que es un emblema toledano; esta tipografía tiene su origen en tiempos de los Reyes Católicos con influencias posteriores mozárabes, sefardíes,etc.”

 

SIGLO XXI

En el año 2014 la Semana Santa de Toledo es declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, información que ya aparece como elemento fijo en los carteles, como años anteriores se había destacado como Fiesta de Interés Turístico Nacional y previamente Regional. Desde hace diez años, la Junta de Cofradías de Semana Santa, organizadora de esta celebración, elige para la imagen del cartel del año la foto ganadora del Concurso de Fotografía convocado para este fin. Para el cartel de 2018, la ganadora ha sido una fotografía del Cristo de la Misericordia y Soledad de los pobres (de la Cofradía de la Santa Caridad, la más antigua de España, data de1085), firmada por Rafael Viejo Zaragoza.