La policía local desaloja una fiesta en Toledo

8 de junio de 2020.

 

Con este mensaje tan jocoso ha detallado la policía local de Toledo cómo acabaron con una fiesta el pasado fin de semana en una vivienda del casco histórico de Toledo en la que, al menos, se habían dado cita 29 jóvenes, algunos estudiantes extranjeros de Erasmus. Todos fueron identificados uno por uno y, ahora, se enfrentan a una multa que puede oscilar entre los 600 y los 30.000 euros.

 

Y decimos al menos porque parece que otros tantos lograron escapar de la vivienda, mientras otros optaban por esconderse hasta en el frigorífico. Fueron los vecinos quienes alertaron a la policía ante el escándalo que escuchaban en esta vivienda ya durante la madrugada.

 

La provincia de Toledo, al igual que las de Ciudad Real y Albacete en Castilla La Mancha, siguen en fase 2 y no es posible realizar reuniones de más de 15 personas. Y siempre respetando la distancia de seguridad o utilizando mascarillas si esto no es posible entre aquellos que no conviven habitualmente. En fase 3, en la que ya están Cuenca y Guadalajara desde hoy y que las otras tres provincias preven alcanzar el próximo lunes 15, las reuniones se amplían a 20 personas tanto dentro como fuera de los domicilios y espacios cerrados.

 

El jueves pasado la Junta de Gobierno local del ayuntamiento de Toledo prohibió expresamente los botellones en la ciudad para evitar situaciones como las producidas en Tomelloso el fin de semana anterior y tras la sospecha de que se estaban produciendo ciertas concentraciones de personas más numerosas de lo permitido en el Valle y en otros espacios abiertos de la ciudad por la suciedad que se acumulaba por las mañanas . Todo con el objetivo de evitar nuevos rebrotes de la enfermedad.