La pobreza vive en el piso de al lado

No hace mucho ruido, no se deja ver demasiado, pero el avance de la pobreza en nuestra sociedad y en nuestro territorio arroja unas cifras y unos dramas personales que no se pueden acallar. Dicen las estadísticas que en Castilla-La Mancha hay 755.000 personas en riesgo de pobreza y exclusión. 192.000 viven en la pobreza extrema.

 

37 de cada 100 ciudadanos de Castilla-La Mancha está en riesgo de pobreza y/o exclusión social

37 de cada 100 ciudadanos de Castilla-La Mancha está en riesgo de pobreza y/o exclusión social

 

A Marisa López Moreno no se le borra la sonrisa de la cara durante toda la conversación, a pesar de la dureza del relato que nos va haciendo de cómo ha sido su vida en los últimos diez años. Tiene 42 años, es auxiliar de enfermería, está casada y tiene dos hijos. Años atrás, se les podría considerar una familia de clase media, normal y corriente, con una buena vida. “Empecé a trabajar en el año 2000, a veces para el SESCAM a veces para la Diputación. Cuando nos casamos nos compramos un piso en Cobisa y allí vivimos durante catorce años. Hasta que en 2005 mi vida empezó a caer y caer…”

 

Todo comenzó a ir mal cuando avaló con su piso un crédito que había pedido una de sus hermanas. No lo pudo pagar, tampoco Marisa como avalista pudo hacerle frente, “y nos vimos sin casa, porque la tuvimos que malvender para pagar algo de la deuda, con una mano delante y otra detrás. Empezó la crisis y yo no encontraba trabajo, y mi marido, aunque trabaja en la misma empresa desde hace dieciséis años, tiene un sueldo de 1.000 euros. No nos llegaba para pagar la luz, para comida, tuvimos que dejar de pagar la deuda…

 

Seguir leyendo...