La pobreza aumenta en Castilla-La Mancha

pobre-con-cartel

Ilustración de LOC.

 

 

Lejos de frenar, el riesgo de caer en la pobreza y la exclusión social aumenta en Castilla-La Mancha. Así se desprende del informe “El Estado de la Pobreza. Seguimiento del Indicador de Riesgo de Pobreza y Exclusión Social en España 2009-2015”, elaborado por la organización Europea contra la Pobreza EAPN España.

 

755.000 ciudadanos de Castilla-La Mancha estaban en 2015 en riesgo de pobreza o exclusión social, según este estudio, cifra que representa al 36’7% de la población regional.  “La cifra es 8 puntos porcentuales superior a la del conjunto nacional y es la cuarta más alta de todas las comunidades autónomas, sólo inferior Andalucía, Canarias y Murcia. En el último año, la tasa prácticamente se ha mantenido. Además, en la totalidad del período estudiado la tasa ha crecido 8,1 puntos porcentuales, que es el segundo incremento más alto, sólo inferior al de Andalucía“, cita textualmente el informe de pobreza en Castilla-La Mancha.

 

Castilla-La Mancha tiene 192.000 personas en pobreza extrema, lo que supone una tasa del 9,4%, que es casi dos puntos más elevada que la media nacional. Las personas en pobreza extrema tienen que sobrevivir con ingresos inferiores a 332 € mensuales por unidad de consumo53. Es importante subrayar que desde el año 2009 la pobreza extrema ha crecido en la región 6,6 puntos, cifra que es más del doble de la media nacional y la más alta de todas las comunidades autónomas. En otros términos, la pobreza extrema en Castilla-La Mancha se ha multiplicado casi por dos y medio (incremento del 234% en la totalidad del período). En Castilla-La Mancha, entonces, las consecuencias de la crisis las ha pagado la población más pobre. personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social la cuantía del 50,1 % de las pensiones está por debajo del umbral de pobreza, lo que envía a algo más de 180.000 personas mayores a las listas de pobreza y/o exclusión social solamente por causa del bajo importe de su pensión“.

 

Se mujer, mayor y viuda conlleva un alto riesgo de sufrir pobreza severa, “pues 77.606 personas, es decir, algo más del 80% de las 96.609 personas que reciben pensión de viudedad (que son la mayoría mujeres), lo hacen por un importe inferior al umbral de pobreza. En el año 2015, el 8,5 % de la población de Castilla-La Mancha vive en situación de Privación Material Severa, es decir, no puede hacer frente al menos a cuatro de nueve conceptos o ítems de consumo básico. La tasa es muy elevada, sólo por debajo de Canarias y Murcia, y está 2,1 puntos porcentuales por encima de la correspondiente al conjunto de la población nacional”.