La ocupación hotelera de Castilla-La Mancha, la más baja de España

La ocupación hotelera durante junio no llegó al 14% de las plazas en Castilla-La Mancha.

 

Las pernoctaciones hoteleras cayeron en España más de un 95% en junio de 2020 con respecto a junio de 2019. Hasta el día 21 se mantuvo en el país el Estado de Alarma, lo que impedía los desplazamientos, factor determinante en el desplome del movimiento de viajeros. Contabilizando todo el mes, el INE (Instituto Nacional de Estadística) calcula en 920.778 los viajeros que se han alojado en algún establecimiento hotelero, con un total de 1.820.455 pernoctaciones. La media de ocupación en los hoteles españoles ha sido del 18,8% de las plazas ofertadas, un descenso anual del 71,5%. Durante el fin de semana la ocupación hotelera subió al 20,4% de las plazas.

 

En Castilla-La Mancha ha sido mayor el impacto de la COVID-19 en la Coyuntura Turística Hotelera. Según el INE, sólo el 13’9% del total de plazas hoteleras de la Comunidad se ocuparon en junio (y no llegó al 13% durante los fines de semana), el grado de ocupación más bajo de todo el país. En el otro extremo, Madrid, con más del 25% de las plazas ocupadas.

 

392 establecimientos hoteleros de Castilla-La Mancha estaban abiertos en junio de 2020 (89 de ellos en la provincia de Toledo), frente a los 739 hoteles abiertos en junio de pasado año (172 en Toledo). Por provincias, ha sido la de Albacete la que ha registrado el mejor dato de ocupación, con casi un 17% de sus plazas hoteleras ocupadas; en la provincia de Guadalajara la ocupación hotelera ha cubierto el 15% de las plazas; del 14’10% en Toledo; del 13’70% en Ciudad Real y la más baja ha sido la de Cuenca, con apenas el 9% de sus plazas hoteleras ocupadas durante el mes de junio.

 

El cierre de hoteles ha impactado en el empleo. Si en junio de 2019 los establecimientos hoteleros de Castilla-La Mancha tenían trabajando a 2.959 personas, el pasado junio se redujeron a 1.118 trabajadores.

 

El volumen de viajeros recibidos en junio fue de 31.230, de los que 2.533 eran extranjeros. Las pernoctaciones realizadas en los hoteles de toda la Comunidad sumaron las 61.577. Por comparar con lo ocurrido en el mismo mes de hace apenas un año, entonces fueron 209.480 los viajeros que llegaron a Castilla-La Mancha y 347.449 las pernoctaciones.