LA HISTORIA DE ADOLPHE

Como él, millones de personas tienen que dejarlo todo y emprender un durísimo viaje para buscar una oportunidad y, muchas veces, salvar la vida. En Toledo varias organizaciones dan apoyo a gente que como Adolphe han conseguido llegar a Europa.

Adolphe Fotso llegó a Toledo hace seis meses con un programa de acogida humanitaria. Se ha integrado en el equipo de rugby de la ciudad y le gustaría retomar sus estudios universitarios de Química.

 

 

“Estoy muy muy contento, muy feliz en España porque aquí mi cabeza está tranquila”, dice Adolphe Fotso Jocelin con una sonrisa enorme que denota confianza, el sentirse por fin seguro y con el convencimiento de que la vida le dio hace un año una oportunidad que él no está dispuesto a dejar escapar, después de haber arriesgado tanto para conseguirla.

 

Adolphe es de Duala, la mayor ciudad de Camerún. Tiene 26 años. Además de su lengua materna, habla bien francés e inglés y en 8 meses ha aprendido castellano. Juega al rugby desde niño y en su país empezó a estudiar Químicas, pero solo pudo terminar el segundo curso. Su abuela, que se hizo cargo de él cuando su madre murió, no pudo seguir pagándole la universidad con los escasos ingresos que conseguía vendiendo en la calle plátanos y lo poco que encontraba en el bosque.

 

Y entonces él se quedó sin futuro. “En Camerún 

 

Seguir leyendo...