“LA HISTORIA BIEN CONTADA ES LO MÁS FASCINANTE QUE HAY”

La centenaria Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo entra con gusto en el proyecto del parque temático que la empresa francesa Puy du Fou construirá en Toledo. La atracción principal será la historia de España y el papel de los académicos será verificar “que todo lo que se cuente tenga coherencia histórica, que los personajes no hagan cosas que no se correspondan con su tiempo y su contexto”, nos cuenta Jesús Carrobles, director de la Real Academia, que ha aceptado el reto con ilusión.

Los académicos de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo posan en la sede del Gobierno con el presidente García-Page y otras autoridades provinciales y regionales. Jesús Carrobles, director de la Real Academia, entre el presidente del Gobierno y el presidente de la Diputación de Toledo, Gutiérrez.

 

Jesús Carrobles (Toledo, 1963) conoce bien el tirón turístico que pueden tener personajes históricos y tiempos pasados si se hace entorno a ellos un buen proyecto divulgativo. Dirigió la exitosa Fundación El Greco 2014, nacida para conmemorar el IV Centenario de la muerte del pintor afincado en Toledo. Ahora, como director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, acepta el reto de participar en un parque temático.

 

Aquí: ¿Cuál es la encomienda que le ha hecho la empresa francesa a la Real Academia?

J. Carrobles: En realidad fue el presidente de Castilla-La Mancha quien nos ha pedido varias tareas de diversa índole. A finales de marzo celebramos en el Palacio de Fuensalida la sesión académica con la que cerrábamos los actos de celebración del centenario de la Real Academia y fue ahí donde Emiliano García-Page nos pidió que realizásemos el asesoramiento histórico para que un proyecto como el del Puy du Fou pudiera arraigarse en Toledo. Y cogimos el guante, porque estudiamos el proyecto y nos pareció muy interesante. No es un parque temático tradicional, de atracciones, es de divulgación de la historia, con figuras históricas que nos cuentan nuestra propia historia, nuestro pasado, de una forma fácil y accesible. Nosotros no vamos a hacer los guiones, los diálogos, ni vamos a elegir los personajes, sino que una vez que los profesionales que están trabajando en este campo definan cuáles van a ser los personajes clave que van a contar la historia, cuáles van a ser las ceremonias que quieren desarrollar para dar espectacularidad, nuestra labor es verificar que todo tiene una coherencia histórica, que no haya personajes que estén haciendo cosas que no se corresponden con su tiempo y su contexto. Es decir, hacer una especie de auditoría científica para verificar que lo que va a ver el espectador tiene una base real evidente, que lo que hay detrás es una realidad histórica. Ya se dio el caso de otros parques que con una temática histórica, como Terra Mítica, se encargó a un especialista en historia hasta los diálogos, lo que no resultó; hay que dejar a los profesionales cada uno en su campo y nosotros tenemos el nuestro.

 

Seguir leyendo...