LA GOTA (FRÍA) QUE HA COLMADO EL VASO

Pastos secos y ganado sin charcas ni arroyos en los que beber; incendios forestales que llegan al umbral de las viviendas; lluvias torrenciales que anegan campos y ciudades; olas de calor y tormentas de pedrisco… no son amenazas apocalípticas, son la descripción de lo que nos está ocurriendo aquí y ahora. La sociedad y la política reaccionan en una semana vital para el planeta.

2019 es ya el tercer año más seco del siglo XXI, pese a las lluvias torrenciales de septiembre.

 

El cambio climático ya está en la calle. Y en los despachos de las administraciones. Las sequías, los incendios y las gotas frías, por citar los fenómenos meteorológicos adversos que más de cerca nos afectan en Castilla-La Mancha, ya han alcanzado tal magnitud que, al fin, han hecho reaccionar a buena parte de la sociedad, impulsada por los jóvenes, y a los políticos.

 

La Movilización mundial de Acción por el Clima que ha concluido con las huelgas y manifestaciones del 27 de septiembre, ha coincidido con la resaca de la gota fría, que ha causado estragos también en nuestra comunidad. El balance de daños no está cerrado, pero ha sido multimillonario en pérdidas materiales y se ha llevado por delante la vida de dos hermanos de Caudete, Rafael y Fina (arrastrados en su coche por la tromba de agua del 12 de septiembre).

Seguir leyendo...