La epidemia de coronavirus reduce la natalidad empresarial más de un 55%

Antes de la pandemia, en Castilla-La Mancha se mantenían activas 128.106 empresas, de las que unas 11.500 eran industrias.

 

Durante los meses de abril y mayo, en pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus, se constituyeron en Castilla-La Mancha 137 nuevas sociedades mercantiles (40 en abril y 97 en mayo). Un mes antes, en marzo, fueron 171 las empresas creadas. En total, en este trimestre y pese al parón en la vida económica y social nacieron 308 empresas, frente a las 746 que lo hicieron en este mismo periodo de 2019. Son las cuentas del INE (Instituto Nacional de Estadística), que estima en casi un 56% el descenso de la natalidad empresarial en España a consecuencia de la crisis sanitaria y en un 53’4% en Castilla-La Mancha.

 

 

Paradójicamente, las disoluciones de empresas durante el trimestre crítico han caído con más intensidad, que ha sido de un 90% en el caso de nuestra región y durante el mes de mayo, con solo 3 empresas disueltas (y una de ellas por fusión) frente a las 30 de un año antes. Entre marzo y mayo de este año se ha disuelto en la región 44 sociedades, mientras que en 2019 fueron 100 las empresas disueltas.

 

Habrá que esperar a que finalice este atípico y extraordinario 2020 para conocer el impacto real de la epidemia en el tejido empresarial. En 2019 se mantenían activas en Castilla-La Mancha 128.106 empresas, de las que 32.546 son del sector comercial, 19.803 de la construcción, 11.443 industrias y 64.314 del resto del sector de los servicios.

 

LA FRÁGIL SUPERVIVENCIA DE LOS NUEVOS NEGOCIOS

 

Seguir leyendo… »