LA CONQUISTA DEL MUNDO DE L0S ACEITES DE OLIVA DE ESPAÑA

 

La Interprofesional del Aceite de Oliva Español, que preside el castellano-manchego Pedro Barato, ha puesto en marcha la “Olive Oil World Tour”, tres macrocampañas de tres años de duración y en tres continentes, Europa, Asia y América del Norte, que está conquistando consumidores de aceite de oliva español por todo el mundo.

 

España tradicionalmente ha destinado una parte importante de sus aceites a la exportación. Pero, durante siglos, la venta en los mercados exteriores era sólo un complemento al potente consumo interior. Con el crecimiento exponencial de las producciones, ese cálculo dejó de ser válido a finales del pasado siglo, cuando nuestros olivares superaron por primera vez el millón de toneladas de aceites de oliva producidos.

 

Era el momento de dar el salto definitivo a los mercados exteriores. Esa necesidad está en el germen de la puesta en marcha, a inicios del presente siglo, de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español. Una organización que agrupa a todo el sector que ha hecho del incremento de la demanda del producto en todo el mundo su principal objetivo. Desde el año 2009 ha realizado acciones promocionales en una treintena de países de cuatro continentes. Acciones que han contribuido a la globalización de los aceites de oliva de España que ya llegan a más de 170 países. Mercados a los que en la actualidad se destina más del 65% de todas las ventas totales. Pero no ha sido hasta 2018 que la Interprofesional ha logrado poner en marcha una campaña cofinanciada a gran escala. Bajo la marca de promoción Aceites de Oliva de España y con el apoyo de la Unión Europea, ha lanzado este año la estrategia “Olive Oil World Tour”.

 

Let’s Make a Tastier World” es el lema de la campaña que se centra en impactar en el público que hace uso de los grandes centros de concentración de viajeros del planeta

 

En concreto se trata de tres campañas coordinadas, de tres años de duración, con la vista puesta en conquistar nuevos consumidores en tres continentes: Europa (Alemania, Bélgica, España, Holanda y Reino Unido), Asia (Japón, China y Taiwán) y Estados Unidos. Nueve mercados prioritarios para las exportaciones españolas de aceites de oliva. Un esfuerzo promocional a una escala como no se había visto en el sector, que espera generar en todo el mundo 3.800 millones de impactos.

 

Pedro Barato, presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, ha destacado la fructífera colaboración con la Unión Europea, que ha permitido alumbrar tres programas de enorme envergadura: “Pocos sectores de la agroindustria europea han podido armar iniciativas promocionales de esta envergadura, que nos permitirán llegan a consumidores de tres continentes. La concesión de estos programas da una idea también de la competencia técnica de la Interprofesional a la hora de abordar iniciativas de este calado. Y, por supuesto, del grado de compromiso del sector con su futuro”.

 

Campañas que bajo un único lema: “Let’s Make a Tastier World” , se centran en impactar en el público que hace uso de los grandes centros de concentración de viajeros del planeta (aeropuertos, estaciones de tren y puertos), invitando a los usuarios a descubrir las bondades de nuestros aceites de oliva, que son emblema de la excelencia europea. Se incide especialmente en aquellos que busquen hacer suyos los productos alimentarios que les ayuden a llevar un estilo de vida saludable y delicioso. Para ello ya se está desarrollando una completa agenda de actuaciones coordinadas para conseguir que su target principal, foodies y travelers urbanitas de más de 25 años e ingresos medio-altos, se conviertan en fans de los aceites de oliva.

 

 

MILLONES DE VIAJEROS.

 

La estrella de estas acciones son los “Olive Oil Lounge”, espacios temáticos que invitan a los usuarios de aeropuertos, estaciones de tren y puertos más transitados del mundo a tener una experiencia completa de los Aceites de oliva. En primer lugar, se invita a los viajeros a realizar degustaciones de este alimento, la forma más segura de acercarles sus aromas y sabores únicos. Pero también será un espacio dedicado a la información. Podrá conocer todo sobre los aceites de oliva y sus virtudes a través de infografías y de los vídeos de la campaña en tablets, en donde el público podrá encontrar también música con listas de reproducción.

 

Además, se trata de un espacio especialmente amigable, que cuenta con zona específica para los niños y un punto de acceso wifi. Todo ello refuerza su atractivo como punto de interés. También permite conocer los mejores aceites de oliva virgen extra del mundo en una oleoteca, que recoge más de 60 referencias. El Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez-Madrid Barajas acogió el primer “Olive Oil Lounge”, que a lo largo del segundo semestre de 2018 ha visitado también los aeropuertos de Palma de Mallorca, Barcelona, Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Bruselas y Tokio.

 

Una espectacularidad que también se traslada en las decoraciones exteriores de hubs turísticos donde opera el Olive Oil World Tour. Un acceso a una cultura, la de los aceites de oliva, con miles de años de tradición pero con todo lo necesario para seducir a los viajeros de hoy y de mañana. Un producto con el aval de calidad, seguridad alimentaria, respeto al medio ambiente y sostenibilidad que marca el origen europeo. Ahí debemos destacar la acción realizada en la terminal de cruceros del Puerto de Miami, la más importante del mundo.

 

A esto hay que unir la presencia de los mensajes de campaña en las revistas de las principales compañías aéreas del mundo, lo que garantiza un adecuado refuerzo a los impactos recibidos en el aeropuerto. Asimismo, la campaña utilizará soportes espectaculares muy ligados al viajero. Es el caso del avión de Iberia vinilado con la imagen de la campaña y que está recorriendo más de 15 países europeos presumiendo de los aceites de oliva.

 

En paralelo, una estrategia online multicanal introduce los aceites de oliva en el teléfono móvil de los viajeros. Una página web y perfiles sociales propios lo hacen posible. Además, establece una labor de contacto permanente con los medios de comunicación e influencers de los países escenario.

 

La iniciativa trata de conseguir consumidores para un alimento que sigue ganando adeptos en el mundo y que es pilar fundamental de la dieta mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

 

La campaña también está logrando una amplia difusión en medios de comunicación de todo el mundo. Así, se han realizado multitudinarias presentaciones a la prensa en Madrid, Nueva York, Miami, Tokio y Pekín, que han servido para dar un nuevo impulso al conocimiento de este alimento.

 

La iniciativa lanzada por Aceites de Oliva de España trata de conseguir nuevos consumidores para un alimento que sigue ganando adeptos en todo el mundo. Hay que tener en cuenta que el consumo es de unos escasos 400 gramos por cada habitante del planeta al año. De hecho, los aceites de oliva suponen poco más del 1,50% del consumo total de grasas vegetales en el mundo. Y sobre todo, cuenta con unas virtudes que lo convierten en un alimento único, pilar fundamental de la dieta mediterránea, declarada por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, que cada día gana más adeptos en todo el mundo.