La autovía de La Sagra ya conecta la A-4 y la A-5 en la provincia de Toledo

El Gobierno retomará las obras del ramal norte hasta Seseña, tras pagar 3 millones en indemnizaciones por la paralización del proyecto ordenada por el gobierno de Cospedal

inauguracion-tramo-autovia-sagra

 

Desde este lunes, 9 de enero, las autovías de Andalucía (a la altura de Añover de Tajo) y la de Extremadura (en Valmojado) están unidas por los 55 kilómetros de la autovía de la Sagra (la CM-43) que permiten hacer el recorrido en apenas 35 minutos.

 

El presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, ha inaugurado el último tramo de la autovía sagreña que hace posible esta conexión, los 900 metros que quedaban pendientes en Añover de Tajo para concluir el ramal sur de la infraestructura que atraviesa el norte de la provincia de Toledo. Con la finalización de las obras realizadas en los últimos meses han podido entrar también en funcionamiento los dos kilómetros del tramo anterior, hasta ahora inutilizados.

 

El tramo final del ramal sur han costado 2.200.000 euros. Estos 900 metros evitan que los vehículos pesados pasen por el centro de Añover de Tajo y una vez terminado se estima que la vía será utilizada por 4.700 automóviles cada día. Este tramo “da sentido a la autovía”, señalaba la consejera de Fomento, Elena de la Cruz,  que también ha anunciado durante la inauguración que el ramal norte (desde Illescas hacia la A4) pasará definitivamente por Borox y Seseña.

 

La consejera ha recordado que las obras de este segundo ramal fueron licitadas en 2011 por el anterior gobierno socialista, pero el gobierno de Cospedal decidió paralizar el proyecto e indemnizar a los adjudicatarios “con cerca de 3 millones de euros por no construir ni un solo kilómetro”.

 

La cifra se incluye en los 14 millones que la Junta de Comunidades ha tenido que pagar como indemnizaciones por la construcción y mejora de carreteras cuyos proyectos fueron paralizados por el Gobierno del PP (las empresas llegaron a reclamar 45 millones por la ruptura unilateral de los contratos). “La voluntad del Gobierno de Emiliano García-Page es utilizar cada euro del contribuyente en construir carreteras, no para pagar por indemnizar”

 

La consejera ha apuntado que el Gobierno regional también “está muy pendiente” de la continuación de la A-40 entre Toledo y Ocaña. La autovía de Castilla La Mancha une Talavera de la Reina con Cuenca y solo tiene este tramo pendiente.