José Luis Escudero, consejero de Desarrollo Sostenible: «Veo compromiso en la sociedad y en el Gobierno»

Al frente de la consejería que ha de librar la batalla contra el cambio climático, José Luis Escudero (Guadalajara, 1975) se muestra optimista con los resultados que dará el despliegue legislativo que prepara el Gobierno de Castilla-La Mancha para cambiar el modelo productivo hacia una economía y una sociedad más sostenible.

 

El consejero de Desarrollo Sostenible junto a miembros del INFOCAM.

 

El 24 de septiembre se declaraba la Emergencia Climática en Castilla-La Mancha. Reconoce así oficialmente el Gobierno regional la vulnerable situación en la que se encuentra nuestro territorio por el efecto del calentamiento global y se compromete a “dar una respuesta urgente y eficaz a la amenaza apremiante del cambio climático”, en palabras literales de José Luis Escudero, consejero de Desarrollo Sostenible al que se le ha encomendado esta tarea.

 

En sus primeros tres meses al frente de esta nueva consejería dentro de la estructura del gobierno autonómico ha visto de cerca y sin apenas respiro las consecuencias del cambio climático en Castilla-La Mancha: graves incendios forestales, estragos de la gota fría, los daños de la sequía, tormentas de pedrisco…

 

Sin embargo, a lo largo de esta entrevista insiste en hablar en positivo y se muestra optimista, pese al diagnóstico que se hace en la propia Declaración de Emergencia Climática: “En Castilla-La Mancha la temperatura media regional se ha incrementado 1,4ºC en los últimos 40 años, y las precipitaciones se han reducido de manera importante. De forma paralela, se ha incrementado la frecuencia y la intensidad de fenómenos meteorológicos extremos como tormentas, sequías, precipitaciones intensas y, especialmente, olas de calor. Estos cambios en el clima están induciendo respuestas, que cada vez se observan con mayor frecuencia, en nuestros ecosistemas, en la alteración y disminución de nuestra biodiversidad y en el propio sistema productivo”.

 

AQUÍ: Sabemos lo que está ocurriendo y por qué está ocurriendo desde hace muchos años. De hecho, en 2007 se creó la Oficina contra el Cambio Climático de Castilla-La Mancha; en 2009 se aprobó la primera Estrategia regional frente al Cambio Climático y se firmó el Pacto de Castilla-La Mancha contra el Cambio Climático. A pesar de todas estas iniciativas no parece haberse avanzado mucho. ¿Mucho ruido y pocas nueces?

 

J.L. ESCUDERO: Desde el año 2005 y en cumplimiento de esos acuerdos se han reducido en la región las emisiones de gases con efecto invernadero casi un 34%; es una reducción significativa y ha sido posible gracias a medidas muy concretas, como la Estrategia regional de Biomasa, que no ha sido una propuesta en el aire, sino que ha permitido dejar de emitir 2.800 toneladas de CO2, sólo con el aprovechamiento de los recursos forestales. Si ahora se declara la Emergencia Climática -somos la tercera Comunidad Autónoma en hacerlo- es porque nos quedan todavía muchos retos por delante. La sociedad también nos está exigiendo a las administraciones y a los gobiernos que pongamos medidas efectivas; queda mucho por hacer pero no ha sido una década perdida en su totalidad.

 

Seguir leyendo...