JOSÉ ÁNGEL DE LA CASA

"NUNCA HE BUSCADO LA POPULARIDAD, HE BUSCADO EL PRESTIGIO"

José-Ángel_2

José Ángel de la Casa en su vivienda de los Cerralbos. Entre las manos el premio Hondas conseguido a la mejor labor informativa.

 


Suyo es el “gallo” más famoso de la historia de España y quizá por eso se recuerda el gol de Señor a Malta casi tanto o más que el de Iniesta a Holanda. Aunque de niño fue solista en el coro del colegio San Servando. Su currículum es la envidia de cualquier periodista deportivo. Cuando era infantil y juvenil, en el colegio menor de juventudes San Servando de Toledo, también lo era de sus compañeros por su extraordinaria capacidad para la práctica deportiva, fuera cual fuese la modalidad. Pero a José Ángel de la Casa, (Los Cerralbos, Toledo, 1950) como a todos los grandes, ser admirado no le ha supuesto un ápice de vanidad. Siempre ha sido y es “un tipo muy normal”. Seguir leyendo...

La retransmisión del España-Islandia en Mallorca hace exactamente 9 años, el 28 de marzo de 2007, junto al ex futbolista del Athletic de Bilbao, Julen Guerrero, fue el último partido que narró para TVE. Había comentado casi 300 partidos desde que iniciara esa labor en 1979. Dio varias veces la vuelta al mundo pues estuvo en 7 Juegos Olímpicos, en 6 Mundiales de fútbol y entre medias en las Copas de Europa de selecciones y en las de clubes, hoy Champions league. Desde 1996 hasta su jubilación anticipada en 2007, fue Director de Deportes de TVE, con una pausa de un año en 2005. Premios y reconocimientos innumerables, el último en Madrid a finales de marzo pasado por la asociación de periodistas deportivos, y entre otros el Ondas a la mejor labor profesional en 1998.

 

El periodismo es otra cosa de lo que estudiamos, para lo que nos preparamos… ahora  hay muchas fuentes informativas, lo cual no quiere decir que sea periodismo

 

Hoy a toda esa intensa vida profesional le ha dado un descanso en su pueblo natal, los Cerralbos, localidad cercana a Talavera de poco más de 400 habitantes, y la ha cambiado por otra radicalmente distinta, con la que además combate el Parkinson que padece desde hace doce años. JA: Siempre he estado muy amarrado a mi tierra, a Toledo, a mi pueblo y aunque pasaba mucho tiempo fuera, siempre volvía. Aquí tengo a mis amigos, a parte de mi familia y me siento muy a gusto, muy arropado y muy querido y yo quiero a la gente y es muy agradable vivir así. Es como una familia grande. ¿Viajar?, lo he hecho por todas partes del mundo, pero, ahora prefiero estar aquí tranquilo, también la enfermedad me limita un poco a la hora de moverme fuera de casa y lo tengo en cuenta.

 

Aceptó la petición de su amigo Pedro García Agüero para ir como independiente en la lista del PSOE que ganó las elecciones y ahora es teniente de alcalde, empeñado con poco éxito por el momento, reconoce, con que los dirigentes políticos conozcan, y actúen en consecuencia, que la problemática de los pueblos de menos de 1.000 habitantes es muy distinta del resto de poblaciones. “Yo siempre dije que podía ayudar más desde fuera que desde dentro; pero ahora, viviendo aquí, Pedro, el alcalde, que es amigo, me animo y bueno aquí estamos, intentando mejorar un poco la vida en el pueblo. Dar a los vecinos los servicios que podamos y procurar una convivencia buena, como siempre ha sido, al margen de las ideas de unos y de otros”.

 

Hace tres años se puso a la labor de sembrar mil almendros que visita cada día por eso de que, dice entre bromas, “El ojo del amo engorda el caballo”. Y como dos hijos, ambos periodistas al igual que su mujer, ya tenía, ahora está escribiendo un libro que piensa estará terminado antes del verano . Un libro que contará con muchas anécdotas desconocidas de grandes jugadores; pero no de esas que hacen vender más y que algunos editores le han pedido que incluya. La vida personal es de cada cual, considera José Ángel. Lanzó el “gallo” más famoso de la historia del deporte español y quizá eso hizo que el gol número 12 de España a Malta, marcado por el zaragocista Juan Señor, se recuerde casi tanto o más que el del manchego Iniesta a Holanda.

 

Lo que no podemos pensar es que España va a ganar el campeonato de Europa este verano y luego el Mundial. Es imposible. No lo ha hecho nadie

 

JA: En la mente de la gente fue un grito unánime de todo el mundo porque era algo impensable e increíble. Lo del Mundial era difícil, pero parecía que España podía ser campeona del mundo. Evidentemente entre un gol que te da un mundial y otro que te da una clasificación no hay color; pero entonces a la gente le hizo mucha ilusión. España estaba en lo más bajo futbolísticamente de su historia después del mundial de España que supuso un fracaso y se estaba haciendo un equipo nuevo.

 

AQUÍ: ¿Se te ocurrió alguna vez ser cantante?

 

JA: Canté de pequeño. En el coro del colegio San Servando era solista, y canto Karaoke. Me viene muy bien, además, como ejercicio.

 

AQUÍ: ¿Has vuelto a lanzar algún “gallo” como aquél?

 

JA: No, ninguno; pero eso son cosas que ocurren una sola vez en la vida. Luego quisieron que hiciéramos un spot publicitario y dije no, no os volváis locos, eso es imposible, comprar mejor a TVE los derechos de aquello.

 

AQUÍ: Tu principal virtud como comentarista: eras didáctico, dabas razón de por qué ocurrían muchas cosas en el campo, no apabullabas con tu voz, ha sido también el motivo de las mayores críticas que recibías.

 

JA: Sí, sí. Decían que era soso, que no era apasionado. Yo sacaba la pasión cuando había que hacerlo, no cada cinco minutos. Era mi forma de hacer. Un partido por televisión es algo que convoca a un grupo de gente, casi nadie se encierra en una habitación para ver un partido por TV. Es un punto de encuentro. No está todo el mundo pendiente solo del partido. Yo siempre decía, y digo, que era uno más de cada grupo. Tampoco me prestaban demasiada atención, a los comentaristas no se les presta demasiada, el centro de atención es el juego. Hay que mantener un cierto equilibrio, formas parte de ese evento, pero no eres lo más importante, ni imprescindible, aunque es bueno que cuando necesitan algo de ti se lo sepas dar.

 

AQUÍ: ¿Cómo ves el periodismo ahora?

 

JA: El periodismo es otra cosa de lo que estudiamos y para lo que nos preparamos. En lo deportivo todo el mundo tenía su equipo; pero la gente se movía por cuestiones profesionales más que pasionales. La pasión es algo que puedes mostrar en un bar, en una reunión de amigos, pero de un periodista se espera algo más. Cuando hablas de por qué juega un jugador y no otro o por qué está mejor un equipo que otro no es una cuestión de porque sí, porque me gusta más este equipo. Del periodista se esperan las razones, que de algún argumento. Nosotros transmitíamos partidos de fútbol, hoy en día alrededor del mismo se monta un espectáculo, un programa, incluso toda una programación. Intervienen comentaristas en los vestuarios, en el palco, en otros lugares. Es otro tipo de cosas y se hace de otra manera. La tecnología lo ha transformado. Por otro lado. Ahora hay muchas fuentes informativas, lo cual no quiere decir que sea periodismo. La información te llega por muchos sitios.

 

AQUÍ: ¿Qué es ser periodista ahora?

 

JA: Aquellos que son capaces de entender la realidad y hacérnosla entender a los demás. Aquellos que cuando hablan de Afganistán, de la Unión Europea, de los nacionalismos, etc. saben de lo que hablan. Yo procuro seguirlos. Cuando no había gabinetes de prensa vivíamos mejor. Te lo ponen fácil; pero intentan meter sus mensajes. Pueden crear una cierta confusión si la gente no sabe de donde vienen las fuentes y como vienen. Antes se sabía que cuando un periodista escribía algo era porque lo había investigado, estudiado, analizado y te lo contaba y sacaba sus conclusiones. Ahora vienen muchas cosas hechas. Quizá los profesionales podamos distinguir lo que es uno y lo que es otro, pero probablemente la gente se confunde.

 

AQUÍ: ¿Tienes clavado no haber cantado el gol de Iniesta?

 

JA: No, para nada. He transmitido lo que me tocó en mi tiempo, cosas buenas, cosas malas, algunas extraordinarias. Ha habido de todo y cuando se terminó, pues se acabó. Yo en Mallorca dije adiós y ya está, luego disfruté en Viena la Eurocopa, en Sudáfrica en el estadio viendo en directo la final con mi mujer junto a Butragueño y su esposa, y lo hice de otra manera. Tanto disfruté que incluso me daba pereza pensar en lo que tendría que hacer si estuviera trabajando. ¿Qué me hubiera gustado retransmitir la final si me hubiera tocado ese tiempo?: sí. ¿Qué tengo nostalgia de no haberlo hecho?: no.

 

AQUÍ: ¿Cuándo decidiste dedicarte al periodismo? Tú eras un gran deportista, tanto en deportes individuales, corrías, saltabas longitud, hacías gimnasia deportiva; como en deportes de equipo, el balonmano, el fútbol, parecías destinado al deporte profesional.

 

JA: Había en San Servando un compañero que se llamaba Juan Luis Bustos que luego fue realizador en TVE. Su padre era conserje del Club Internacional de Prensa en Madrid. Era un centro atípico para aquella época, en los años 60. Te lo puedes imaginar, un centro donde se reunían todos los corresponsales extranjeros en la España de entonces. Ese hombre estaba encantado de su trabajo y entusiasmado con la gente que allí conocía y nos decía: ¿por qué no estudiáis periodismo? Él fue el hombre que me dio el punto de apoyo para estudiar esta profesión.

 

AQUÍ: Tuviste otro momento de inflexión, tenías que decidir si seguir en esto o jugar profesionalmente al fútbol.

 

JA: Estaba en el Alcorcón y me había lesionado en la rodilla. García Verdugo fue nombrado entrenador del Rayo y me dijo que contaba conmigo; pero yo tenía que reponerme y quedamos en que hablaríamos más adelante. En diciembre del 76 a Juan Antonio Fernández Abajo, que había hecho un extraordinario trabajo en los juegos de Montreal con Radio Nacional, le nombraron director de deportes de TV. Yo había trabajado con él en Radio Peninsular, donde comencé de prácticas, y me propuso irme con él a televisión. Era un 16 de diciembre del 76 y esa mañana, en Vallecas, estaba ya entrenando y García Verdugo me dijo que teníamos que hablar para firmar el contrato como jugador del Rayo. Esa tarde noche tenía que elegir y con gran dolor de mi corazón, porque me gustaba mucho jugar al fútbol y pienso que ser futbolista profesional es una de las bendiciones que te puede dar Dios, dije que no al fútbol y opté por televisión. Ese año el Rayo subió a primera división por primera vez en su historia.

 

José ángel de la Casa, que recuerda como TVE pagó 5 millones de pts. por retransmitir por ejemplo la final de la copa del Rey 78 y en la última se han pagado 5 millones de euros, no es partidario de utilizar la tecnología durante el partido para que los árbitros puedan aclarar jugadas, salvo en el caso de los goles fantasmas como ya se hace en el tenis. “Crearía más confusión y más problemas. La misma jugada desde 25 posiciones diferentes se ve de manera distinta, parecidas algunas pero diferentes. El arbitro está en un punto determinado y ve lo que ve, y yo creo que pitan lo que ven”. A los últimos y aburridos partidos de la Selección no les da importancia “Son como siempre en esta época. Las temporadas son como son y los jugadores que están en la selección se están jugando la temporada. Entre abril y mayo se decide todo. Los jugadores saben lo que es importante y que esto no dejan de ser partidos de preparación y por tanto miden sus fuerzas y no puedes esperar que se entreguen al 100%”.

 

Considera que la Selección “ha cambiado. Normalmente cuando una Selección gana la copa del Mundo o la copa de Europa tiene al mejor jugador. Nosotros no lo teníamos; pero sí a los cinco siguientes. Tener a 5 de los 6 mejores jugadores trajo lo que trajo. Ahora tenemos buenos jugadores, claro que sí; pero no a ese nivel. Al menos no tantos como los que coincidieron en esa generación. Volver a eso es muy difícil, pasarán muchos años, lo que no quita para que España haya dado un salto cualitativo en su juego y si antes estábamos entre los 8 mejores de Europa, probablemente estaremos entre los 4 y seguramente nos mantendremos durante muchos años, porque hay una base muy sólida. Lo que no podemos pensar es que España va a ganar el campeonato de Europa este verano y luego el Mundial. Es imposible, no lo ha hecho nadie”.

 

Conoció a Cruyf . “Joan trajo una forma de ver el fútbol diferente, con el Ajax como jugador trajo el fútbol total. Era fantástico verlos jugar en aquella época y a él particularmente, me parecía el jugador más elegante y hacía el fútbol más bonito que he visto en mi vida”. Como entrenador piensa que, “a pesar de sus defectos, que los tuvo, supo interpretar y mezclar ese fútbol total con la picaresca y la calidad del fútbol español. Fue un precursor importante del fútbol del Barcelona de Frank Rijkaard y de Guardiola, que nada tienen que ver con el que hace Luis Enrique ahora”. Es algo que para José Ángel antes pasó con Di Stéfano. “Cuando tienes en tus filas al número uno ese arrastra a los compañeros. Ahora dicen, ‘es que todos juegan para Messi, pues claro, cuando tienes a un jugador así todo tiene que girar para que la pelota le pueda llegar y meta un gol o lo de a un compañero”. En todo caso piensa que influyeron como jugadores más que como entrenadores.

 

El libro que está escribiendo comienza tratando sobre el Parkinson que padece y que antes que él padeció su padre.

 

AQUÍ: ¿Te limita mucho el parkinson?

 

JA: No, de momento no. Las limitaciones que te puede suponer las marcas tú, en el sentido de que no quieras que se te note. Digamos que no me preocupa, cuando tiemblas es consecuencia de una enfermedad que es incontrolable y que se manifiesta cuando se manifiesta. Yo procuro tenerla controlada, hago lo que me dice el médico, me ejercito. Me preocupa porque en realidad hace ya doce años que me apareció y, aunque no han cambiado demasiado las cosas en mi vida, sé que en cualquier momento puede ocurrir. Yo sigo haciendo lo que puedo para, digamos, tenerlo controlado; pero sabiendo siempre lo que hay. En un momento determinado estás en un acto y te pones más nervioso y se manifiesta un poco más. El parkinson es incontrolable y a cada uno afecta de manera distinta. Hay gente que en seis meses se le desarrolla mucho; pero haciendo lo que dicen los médicos, con ejercicio y tomando la medicación y asumiéndolo, lo vas llevando.

 

Paradójicamente José Ángel de la Casa, que se considera una persona paciente, señala: “Nunca me ha gustado escucharme, ni verme. Soporto bien el gol de Señor porque forma parte ya de la jerga y del mundo del fútbol y de un trato cariñoso hacia mí” y aunque desde niño, en el colegio, por su capacidad deportiva especialmente pero no solo, ya era muy popular , dice que “nunca he buscado la popularidad y la fama, he buscado el prestigio. En realidad la gente me conocía más cuando me oía que cuando me veía; pero he estado muchos años. Me gustaba el reconocimiento profesional y personal. La fama te da muchas facilidades en determinadas cosas, pero también sé que muchos abusan de ello”. Recuerda claramente sus años colegiales, a los que dedicará un capítulo de su libro.

 

JA: San Servando fue un experimento, no sé si consciente o inconsciente. Juan Alonso Veigau, el director de entonces, sí lo tenía claro y quizá por eso tuvo muchos problemas. No era normal que en los años 60 se eligieran delegados de curso, hubiera junta de colegiales, se hablara de cómo mejorar el colegio entre todos y no estuviera sometido a ciertas normas que no formaban parte de nosotros. Un ejemplo fue el incidente que tuvo el Director con el representante de la Iglesia porque se negó a que los alumnos fueran a la cuestación del Domund. Decía que eso no formaba parte de lo que teníamos que hacer, que si alguno de nuestros padres quería que su hijo fuera a pedir, él no tenía inconveniente; pero que no lo imponía. Eran cosas que vistas ahora parecen muy sencillas; pero que eran muy complicadas como tú muy bien sabes. En San Servando se empezaba a hablar de solidaridad, de sentido de la amistad, del sentido de la responsabilidad. No era solo dar clase de matemáticas o latín, sino que había otros valores.

 

LOS CERRALBOS

 

José Ángel de la Casa ha encontrado en su pueblo natal, Los Cerralbos, su Serengueti particular. Dicen que algo tendrá el agua cuando la bendicen. Lo cierto es que en este pequeño pueblo, presume José Ángel, nacieron dos obispos que están actualmente en activo, el auxiliar de Toledo, Ángel Fernández Collado y el de Cafayate en Argentina, Demetrio Jiménez Sánchez Mariscal. De allí es Antonio Díaz Vaquerizo, el que fuera durante tres temporadas jugador del Atlético de Madrid. Un torero, Miguel Pérez, El Peralbeño, que tomó la alternativa en Las Ventas. Y allí nacieron el periodista y guionista de cine, Ángel Fernández Santos, hermano del filósofo Francisco Fernández Santos.

 

Precisamente al padre de estos dos últimos, un maestro de escuela de nombre también Ángel nacido en Bargas, Toledo, quiere José Ángel de la Casa, y cuenta ya con el compromiso de gente destacada, hacerle un homenaje en esta legislatura y dedicarle la casa de la cultura, que ya cuenta con una placa en honor de otras dos maestras, Sagrario y Consuelo. No les quita méritos a éstas, pero considera que el maestro Ángel tiene mucha responsabilidad del afán de superación cultural de varias generaciones de jóvenes del pueblo que, a pesar de las dificultades de la época, salieron a las universidades sin reparar en esfuerzos. Ángel Fernández Santos fue un maestro represaliado, responsable en Toledo de la sección de enseñanza de la UGT en los años previos a la Guerra Civil y que hasta 1962 no pudo reintegrarse a su puesto.

 

Los Cerralbos ya dieron el nombre de José Ángel de la Casa a su parque deportivo. Está empeñado en lanzar desde su pueblo la campaña “Salvemos el 1.500”, aunque opina que “en el atletismo para llegar a algo importante tienes que entrenar mañana y tarde, requiere mucho sacrificio y esfuerzo y luego no te pagan nada, a no ser que llegues a ser muy importante. ¿Qué chaval hoy en día en España, en Francia, en Inglaterra renuncia a su juventud, a su vida por un deporte que no te da más que para gastos?